Garbanzos fritos al ajillo

(10)
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Conoces esta receta de garbanzos fritos al ajillo? Quizás la hayas probado alguna vez, y aquí te enseñamos cómo prepararla de manera fácil, para que tengas listo en nada una receta para la comida nutritiva y sabrosa. Los garbanzos son un alimento muy popular en nuestra gastronomía, igual que las recetas de fritos. Eso hace de los garbanzos fritos al ajillo la combinación perfecta. Pero también tienes otras opciones como la receta de garbanzos fritos estilo español o la receta de garbanzos fritos con cebolla. Encuentra estas y otras maneras divertidas de preparar recetas con verduras y legumbres en nuestro apartado de recetas de fritos. ¡Te sorprenderás! Y es que… ¿Cuántas recetas con garbanzos conoces? El garbanzo es un ingrediente que no es evidente cómo cocinarlo, por ello te animamos a descubrir las muchísimas recetas que se pueden preparar con garbanzos.  Además, los garbanzos son de lo más accesibles, con lo que te sorprenderá la cantidad de recetas que puedes hacer con garbanzos de bote. ¿Has probado a hacer garbanzos rehogados? Otra delicia… También compartimos contigo los principales beneficios y propiedades de los garbanzos fritos al ajillo. ¿Sabes que los beneficios y propiedades de los garbanzos nos acompañan desde la prehistoria? ¡Y todavía lo consumimos! Se trata de un alimento con muchos minerales, vitaminas e hidratos de carbono de absorción lenta, lo mejor para una buena dieta y digestión. Por otro lado, los ajos son el mejor alimento para fortalecer tu salud y tu sistema inmune. Si no los estás comiendo a diario, ¡empieza ya con esta combinación perfecta de garbanzos fritos al ajillo!

Ingredientes para Garbanzos fritos al ajillo

Cómo hacer Garbanzos fritos al ajillo

  • ¿Cómo preparar garbanzos fritos al ajillo? Para que nuestros garbanzos fritos al ajillo queden de rechupete es importante nos saltarse ningún paso ni dejarse ningún ingrediente por el camino! Al hacer recetas de fritos, tenemos que estar muy atentos a la cocción y se nos puede olvidar poner algún ingrediente secundario. Por ello, te recomendamos preparar y tener todos los ingredientes a mano antes de empezar. ¿Los tienes? ¡Pues vamos allá!

  • Pica la cebolleta muy fina, para que pueda integrarse bien con el resto de ingredientes. Lo mismo con los seis dientes de ajo, nuestro súper ingrediente. Cuando los tengas, pon una sartén con aceite a calentar. Por otro lado, coge tus garbanzos y lávalos si son de bote. ¿Ya tienes la sartén caliente? Añade primero la cebolleta y saltéala durante poco tiempo. Cuando empiece a coger color agrega el ajo.

  • Cuando tanto la cebolleta como el ajo hayan cogido un poco de color, es el momento de añadir los taquitos de panceta. Por otro lado, coge un poco de agua y disuelve una pastilla de Esencias Ajo y Perejil Gallina Blanca. Añade el agua con la pastilla a la sartén y rehoga toda la mezcla a fuego suave para que se mezclen bien todos los sabores y la pastilla se haya disuelto completamente.

  • En la sartén con la mezcla, agrega ahora los garbanzos cocidos. Como te hemos comentado, si son en conserva, enjuágalos y escúrrelos bien. Una vez en la sartén, salpiméntalos a tu gusto. te recomendamos no escatimar en la pimienta, le va súper bien a este plato. Por último, fríe los garbanzos a fuego vivo unos minutos, removiéndolos. ¡Ya casi está! Retira la sartén del fuego y espolvorea el perejil picado por encima, remueve un poco y sirve enseguida.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Garbanzos fritos al ajillo

Esperamos que te haya gustado la receta que hoy te hemos presentado para saber cómo hacer garbanzos fritos al ajillo. Esta receta te puede servir como plato principal, pero también combina fantásticamente con todo tipo de ingredientes. Ya sea con arroz, o con carne, puedes utilizarla complementar o como acompañamiento. Como has visto, te la hemos contado teniendo en cuenta que los garbanzos ya estaban cocidos, pero también te enseñamos cómo cocerlos en otra receta si prefieres no utilizar garbanzos de bote. Si cocinas tus propios garbanzos, necesitarás esta receta de garbanzos fritos de aprovechamiento. No dudes en echarle un vistazo, ¡siempre va bien tener opciones a mano! Y aquí encontrarás muchísimas. Por último, no te olvides de acompañar esta receta para la comida con un poco de pan. El jugo que se genera de esta receta es una maravilla, y no querrás desperdiciar ni una gota. ¡Saca la cuchara y al ataque con tu delicioso plato de garbanzos fritos al ajillo!

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios