Cordero lechal con cardamomo y frutos secos

Hoy te proponemos elaborar una receta de cordero lechal al horno con la que obtendrás un segundo plato muy sabroso, ideal para lucirte en la mesa los días en los que tengas invitados.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Cordero lechal con cardamomo y frutos secos

  • Cómo preparar Cordero lechal con cardamomo y frutos secos- Paso 1

    PASO 1

    Pela el ajo e introdúcelo en la carne con la ayuda de un cuchillo de punta.

  • Cómo preparar Cordero lechal con cardamomo y frutos secos- Paso 3

    PASO 2

    En una cazuela, dora las paletillas con el aceite de oliva virgen extra. Cúbrelas con la taza de Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca y cocínalas durante 20 minutos a fuego lento.

  • Cómo preparar Cordero lechal con cardamomo y frutos secos- Paso 3

    PASO 3

    Pasado este tiempo, rocíalas con el coñac, añade el cardamomo y los frutos secos troceados. Sigue cocinando durante 10 minutos más y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Cordero lechal con cardamomo y frutos secos

¿Quieres darle un toque diferente a tu plato? Pues te proponemos añadirle un poco de jamón serrano picado bien fino. Dóralo en aceite y añádelo al cordero. Y si quieres una propuesta más refrescante puedes añadirle una pizca de piel de naranja rallada.

añade jamón para darle más sabor
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Una carne muy tierna

La paletilla de cordero lechal al horno es muy fácil de cocinar y el resultado es realmente exquisito. El cordero lechal o lechazo nos proporciona una carne muy tierna y extraordinariamente jugosa. Procede de animales que se han alimentado de forma exclusiva con leche materna y que se sacrifican entre 25 y 30 días después de su nacimiento. Con la receta de cordero lechal al horno que te proponemos hoy, podrás disfrutar al máximo de su delicioso sabor.

Paletilla de cordero lechal al horno

Con unos pocos ingredientes y en poco más de media hora, puedes preparar una exquisita paletilla de cordero lechal al horno que hará las delicias de tus comensales. Otra opción es preparar una pierna de cordero lechal al horno, una receta que triunfa en muchos hogares en los días festivos, con la que podrás sorprender gratamente a tus invitados. 

Si en lugar de preparar una paletilla de cordero lechal al horno optas por una pierna de cordero lechal al horno, deberás tener en cuenta que esta pieza necesita un tiempo de cocción más prolongado. Dependiendo del tamaño que tenga la pierna de cordero, deberás cocinarla aproximadamente durante una hora. Sírvela acompañada de unas patatas al horno. ¡La combinación es perfecta!

El cordero, una carne muy nutritiva

Comer esta receta de cordero lechal al horno no solo es un regalo para nuestro paladar también para nuestro cuerpo. Entre las vitaminas que destacan están las del grupo B, en concreto, la B2 y la B12, esenciales para la producción de glóbulos rojos, el sistema inmunológico y la formación de hemoglobina. La carne de cordero también es rica en minerales, por ejemplo, en hierro, fósforo, zinc y sodio, encargados de mantener en buen estado el sistema nervioso, el desarrollo de los órganos sexuales, el sentido del gusto y el olfato. Además tiene una alto poder antioxidante.

Hay que tener en cuenta que la carne de cordero es bastante grasa por lo que se recomienda un consumo moderado. Ahora bien en personas con exceso de peso, colesterol o triglicéridos elevados es necesario regular el consumo u optar por las partes menos grasas como la pierna de cordero lechal al horno. De hecho, este método de cocción, junto con la plancha o la parrilla son las mejores maneras de cocinar esta carne de la forma más saludable posible.

La mejor época del cordero es en primavera, y es cuando tiene un sabor más suave y es más tierna. Sin embargo, cualquier momento es bueno para hacer una receta de cordero lechal al horno, ¿no crees? Además al asarlo queda mucho mejor ya que la propia grasa ayuda a cocinarlo y hace que la carne quede jugosa. Y si encima se hace al horno aromatizado con algunas hierba o especias, y acompañado de patatas y cebolla resulta increíblemente delicioso. ¡Buen provecho!