¿Cómo preparáis las chuletillas de cochinillo lechal?

El cochinillo lechal es una carne muy sabrosa y, como la gran mayoría de carnes que proceden de animales con escaso tiempo de cría es suave y muy tierna. Los cochinillos más conocidos son los de Segovia y Ávila, y en ambas ciudades castellanoleonesas coinciden en que, para que una receta de cochinillo sea buena, sólo debe tener agua y sal. Sin embargo, te vamos a proponer una receta que va a llevar algún ingrediente más. Y ahora, toca la parte central de la receta: hornear el cochinillo. Mete la bandeja con la carne en el horno a 150º con temperatura y ve comprobando en todo momento que la carne no se queda seca. Para ello, ve mojando a menudo el cochinillo con los jugos que libera esta sabrosa carne durante la cocción. Y deja, durante media hora la carne del cochinillo en una posición fija para que se pueda cocinar adecuadamente. Si ves que la carne se queda sin agua, añade más, ¡no hay problema!