Caracoles en salsa

(6)

Los caracoles son un plato muy típico de la tradición gastronómica española. Se pueden preparar de muchísimas formas, pero, sin duda, las recetas de caracoles en salsa son una de las elaboraciones que tienen más éxito entre los apasionados de estos moluscos.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Caracoles en salsa

  • Cómo preparar Caracoles en salsa- Paso 1

    PASO 1

    Hierve los caracoles durante 10 minutos en una olla con agua abundante y la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Una vez pasado el tiempo, escúrrelos.

  • Cómo preparar Caracoles en salsa- Paso 2

    PASO 2

    En una cacerola, pon el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca y el aceite de oliva virgen extra y sofríe durante 3-4 minutos. Añade la panceta y los caracoles.

  • Cómo preparar Caracoles en salsa- Paso 3

    PASO 3

    Cocina durante 15 minutos a fuego lento. Esfuma con el vino blanco y añade el orégano. Antes de servir, espolvorea por encima un poco de perejil picado y pimienta recién molida.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Caracoles en salsa

Purgar los caracoles  puede que sea la parte más complicada en la preparación de esta receta. Al menos 3 días debes dejar los caracoles en remojo; para una perfecta purga, sumergirlos en agua y vinagre.   

purga los caracoles
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Hoy te vamos a mostrar cómo hacer caracoles en salsa picante. Con la receta que te proponemos, en tan solo media hora tendrás a punto un plato muy sabroso y aromático, ideal para servir como entrante o en forma de tapa. 

Reinventa el plato

Si te apetece variar un poco la receta, puedes probar a preparar caracoles en salsa de tomate picante o caracoles en salsa de almendras. En este caso, para hacer la salsa necesitas una cabeza de ajos, una rebanada de pan y 100 gramos de almendras. Sofríe cada uno de los ingredientes por separado y resérvalos. 

A continuación, sofríe un tomate rayado, un pimiento y una cebolla. Cuando estén bien sofritos, ponlos en el vaso de la batidora junto con el ajo, el pan y las almendras. Tritúralo bien y añade esta mezcla a la olla en la que cocerás los caracoles, junto con dos guindillas, una cucharadita de pimiento molido, dos hojas de laurel y un sobrecito de azafrán.

Recetas de caracoles en salsa muy nutritivas

A diferencia de las gastronomías de otras partes del mundo, en nuestro recetario encontramos el caracol en bastantes propuestas culinarias. De hecho, no es de extrañar ya que se puede aprovechar todo y tiene un alto interés nutricional. Para hacer caracoles en salsa picante o cualquier receta que tenga este molusco como protagonista lo común es comprarlos en el mercado, donde se venden vivos. Aunque también se pueden encontrar precocidos, congelados, en conserva o enlatados. Su gran ventaja es que al tener una carne delicada y con un sabor poco predominante se combina bien con todo tipo de sabores. Por eso, podemos ver el caracol en recetas con los alimentos más variados. Por ejemplo, acompañados de sofritos de verduras, con jamón, pollo, conejo, gambas, sepia o calamar en ricos guisos. 

Cataluña es una de las comunidades autónomas en las que más se consumen los caracoles. Además, de recetas de caracaroles en salsa encontramos otras igualmente deliciosas. Una de las más conocidas son los “cargols a la llauna”, elaborados con aceite de oliva, ajo y perejil. Es una opción sencilla, ligera y saludable de comerlos. 

Cómo cocinar los caracoles

Si los compras vivos, antes de ponerte a preparar la receta tienes que hacer una serie de pasos. Primero sálalos para que suelten la baba y, seguidamente ponlos, en una cazuela con agua fría y sal para quitar todas las impurezas. Después lávalos con agua, cambiando ésta tantas veces como sea necesario hasta que quede limpia. 

Ahora ya los puedes cocer en una cazuela con agua templada. Caliéntala a fuego suave para que así los caracoles salgan de la concha. Agrega un poco de sal y una hoja de laurel. Después de unos 30 minutos, ya los puedes escurrir, reservar y utilizarlos en las recetas de caracoles en salsa.