Recetas pez espada: 3 maneras de cocinarlo

()
recetas pez espada_3 maneras de cocinarlo_gallina blanca

Las recetas familiares deben guardarse como oro en paño porque sí, todos los sabemos, están riquísimas. Son además el legado que nos deja nuestra abuela, algo que tiene aún más valor que el mismo alimento. Pero aquí no vamos a hablar de tu casa del pueblo, sino de los nutrientes que contienen los platos. Tras una larga jornada laboral, un buen entreno o un día demasiado largo con muchas cosas todavía por hacer, el recetario familiar es una joya por la energía que puede aportar. Y si no lo tienes a mano o se quedó perdido entre conversación y conversación, no te preocupes, porque aquí va la solución definitiva: las recetas familiares que te ayudarán a cocinar las mejores recetas de pez espada. Estas propuestas son perfectas para la falta de tiempo, ya aportan una gran cantidad de beneficios para tu cuerpo y son fáciles de cocinar. También, son ideales tanto para las cenas como para las comidas.

El pescado es uno de los mejores alimentos y tienes mucho por donde elegir. Hoy vamos a estrechar lazos con el rico y beneficioso pez espada. El pez espada, también llamado emperador, contiene un alto poder nutritivo debido a que incluye todos los aminoácidos esenciales. Pertenece a la familia del pescado azul, por ello, aporta múltiples propiedades y beneficios para nuestro organismo. Es un gran aliado para la reparación de tejidos y la vista, gracias a su gran aporte de vitamina A. En cambio, a tener en cuenta: su contenido en proteína no es de los más elevados.

Es un pescado muy cómodo para cocinar, pues es fácil de servir en rodajas o filetes sin las dichosas e incómodas espinas. Estas recetas de pez espada son perfectas para ti, te sacarán del apuro de no saber qué cocinar o comer y, además, te aportarán tantos beneficios que estarás loco por volver a repetirlas una y otra vez. ¿Preparado? ¡Vamos a por ello!

Sabroso pez espada a la plancha

La receta de pez espada a la plancha es una elaboración rápida y sencilla en la que todo el protagonismo recae en manos del pescado. Para degustar tu paladar con esta receta de pez espada a la plancha necesitarás muy pocos ingredientes: 1 kg de pez espada fileteado, así ahorras tiempo, al no tener que cortarlo por ti mismo. 4 dientes de ajos, un poco de perejil a tu propio gusto o al de los comensales que vayan a degustar de esta receta y de los enormes beneficios del pez espada. Unas gotas de aceite de oliva. Sal gruesa, también, al gusto. Y 1 limón. Mientras ponemos a calentar la plancha o la sartén que vaya a ejercer como tal, vamos picando los ajos y, después, procedemos a hacer exactamente lo mismo con el perejil. Lo ponemos en un bol y le añadimos el aceite de oliva.

Llega el turno de poner los filetes en la plancha, acompañándolo con un poquito de sal y zumo del limón. Un par de vueltas y lo sacamos del fuego. ¡Hora de emplatar! También, cogemos el bol de antes y lo echamos encima del pez espada. En el caso de que te quedases con ganas de más, siempre puedes añadir a esta receta un buen plato de ensalada a tu gusto. ¿Se te ha hecho la boca agua solo con ver su aspecto?

Pez espada al horno

El pez espada es un gran fortalecedor de la salud cardiovascular y el sistema inmunitario. Además, entre sus beneficios, es importante destacar el papel que desempeña para reducir el colesterol. Esta receta de pez espada al horno es idónea para toda clase de edad, sin embargo, es especialmente provechosa para los más pequeños gracias a un sabor muy suave. Cocinar al horno es, indudable, una de las mejores formas de sacar todo el partido a las recetas familiares.

Este delicioso plato tampoco te robará mucho tiempo, pues es factible tenerlo listo entre 30 y 40 minutos. ¡Empecemos por la lista de ingredientes! Ya verás que es muy fácil y sencilla, vas a necesitar muy pocos ingredientes: 1 pastilla de Avecrem Dúo Paella de Pescado, 300g de tomates Cherry, 4 rodajas de pez espada, 1 taza de Caldo Casero de Verduras 100% Natural y, por último, pero no menos importante, aceite de oliva. La receta está pensada para cuatro comensales, recuerda que, si sois más, tendrás que ir añadiendo las cantidades proporcionales de cada ingrediente.

Primero: corta las rodajas de pez espada y ponlas en una fuente diseñada y adecuada para el horno. Lava los tomates, córtalos por su superficie y colócalos en el recipiente. No te olvides de añadir una taza de Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca, tampoco te dejes la pastilla de Avecrem Dúo Paella de Pescado. Cocina el pescado y los tomates en el horno a 200ºC, añade a la receta una pizca de aceite por encima durante unos 10 minutos aproximadamente. Sírvelo caliente.

Patatas guisadas con pez espada

Hoy vamos a preparar un delicioso guiso de patatas con pez espada pelado y ajos con la olla a presión. ¿No dispones de una en casa? No te preocupes, no supone un impedimento para realizar la receta, ¡puedes cocinarla con una olla tradicional! Para este guiso de patatas y pez espada empezaremos pelando los ajos. Corta ambos cabos del ajo, así podrás retirar fácilmente la piel. Apártalos, pero no los dejes lejos, vas a necesitarlos pronto.

Pica bien el pimiento, lávalo bien y sécalo cuidadosamente. Con un cuchillo, mejor si es de puntilla, retira el copete y todas las semillas del interior. Corta el pimiento por la mitad, esto te permitirá ponerlo plano encima de la tabla y así podrás continuar cortándolo con tranquilidad y seguridad. Seguimos cortando en tiras a lo largo del pimiento, las giramos todas juntas y hacemos pequeños cubitos. Resérvalo.

A continuación, pelamos los tomates y los cortamos por la mitad. Retiramos las semillas de su interior y lo troceamos en pequeños taquitos bien finos. Déjalo a parte. En una paella, empezamos a freír el pan que hemos cortado previamente en pequeños cubitos con los ajos enteros. Lo retiramos del fuego un tiempo después y lo mezclamos con el pimentón. Salteamos el pimiento con un poquito de aceite de oliva en la cazuela, lo mezclamos para evitar que se pegue al fondo y termine por calcinarse. Añade el tomate picado y sigue sofriéndolo durante unos minutos.

Para bordar esta receta pasa el sofrito a la olla a presión. Añade a la vez las patatas, el pez espada, el agua, el laurel y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Cierra la olla con su tapa y déjalo cocer durante 15 minutos a fuego medio. Mientras se termina de preparar este guiso de patatas y pez espada, vamos a seguir con la receta.

Para esto, hacemos un majado con el pan frito y los ajos. Cuando acabe el tiempo de cocción, usa un par de cucharadas del caldo que se está cociendo con el pez espada para acabar el majado. Remuévelo bien para deshacer los grumos y añádelo a la olla. Cuando el caldo haya cogido una textura más densa, apaga y aparta la olla del fuego. Ahora bien, si no dispones de una olla a presión para esta receta y, por tanto, lo estás haciendo con una olla tradicional, debes mantener la olla tapada durante la mayoría del tiempo y evitar destaparla hasta que no sea estrictamente necesario.

El tiempo de cocción de las patatas puede ser un poquito mayor, sin embargo, podrás apreciarlo fácilmente clavando un cuchillo y, si al retirarlo sale perfectamente, eso es señal de que las patatas están listas. Sirve esta deliciosa receta de patatas guisadas con pez espada caliente para una mayor degustación.

Beneficios del pescado y marisco

Las recetas con pescado y marisco son uno de los pilares básicos de la gastronomía y no solo de la española, sino de la gastronomía a nivel mundial. Su gran variedad en clases de pescado, lo convierten en el ingrediente perfecto para todos los gustos. El pez espada es fácilmente reconocible por su aspecto, son peces grandes, depredadores y habitan mayormente en el Mar Mediterráneo, aunque suelen migrar de una a otra zona. Caracterizados por su pico largo y aplanado y ricos en Omega 3, recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y 6.

El pez espada es un pez azul y, como tal, es perfecto para activar las capacidades cognitivas. Además, las recetas con pez espada facilitan la digestión, depende con qué lo acompañes, esto es gracias a sus proteínas poco fibrosas. Sin embargo, si no encuentras pez espada en el mercado, o si no te gusta su sabor, puedes cambiarlo por cualquier otra clase de pescado blanco como el bacalao o la merluza.

Como habrás podido comprobar cocinar pez espada es una tarea sencilla, aunque sus recetas requieren de un poco de cuidado y mimo para llevarlas a cabo. Ten por seguro que con estas recetas de pez espada, vas a triunfar. Por si te quedaste con ganas de más, en este enlace encontrarás una gran variedad de recetas fáciles y rápidas, diseñadas especialmente para saciar tu curiosidad.

Valora este artículo