Recetas Rodaballo: 4 maneras de cocinarlo

()
recetas_rodaballo_4 maneras de cocinarlo_gallina blanca

¿Qué es el rodaballo y cómo cocinarlo? La elegancia, finura, y su textura deliciosa de carne blanca hacen del rodaballo el rey del mar. Es uno de los pescados más sabrosos que se encuentran en las pescaderías, de aspecto plano y de color pardo perteneciente a la familia de los pescados blancos y con un sinfín de beneficios para nuestra salud. Está clasificado como uno de los mejores pescados del mar, gracias a su alto contenido en vitamina B9, el ácido fólico que es necesario para la producción de glóbulos rojos y para la síntesis del ADN, también cuenta con grandes dosis de vitamina B12, B2 y B3.

El rodaballo es todo un clásico en las recetas con pescado y marisco debido a su gran aporte en múltiples minerales como el yodo, el magnesio, el selenio, el fósforo y el sodio. Al tratarse de un pescado blanco, el rodaballo es ideal para combatir ciertas enfermedades, como las cardiovasculares o la obesidad. Gracias a su contenido rico en grasas saludables y minerales fortalece al sistema nervioso y a la musculatura. Es muy positivo para la función cerebral, pues la aumenta.

Aunque puede cultivarse en piscifactorías, normalmente habita en el Mar Mediterráneo, el Atlántico y el Cantábrico y es ahí donde consigue ser superior al resto de pescados. Como seguro que ya sabrás, el rodaballo ofrece múltiples alternativas a la hora de prepararse, potenciando su sabor y manteniendo intactos todos sus nutrientes.

De cara a cocinarlo, como verás más adelante, cuando des con nuestras recetas y nuestros consejos sobre cómo cocinar rodaballo, ten en cuenta que la mejor forma de cocinarlo es al horno, guisado o al vapor, así evitaras que absorba el aceite de las frituras y que pierda sus características tan especiales y nutritivas. Es uno de los pescados más buscados en el supermercado y como lo sabemos, hoy te traemos una variedad de recetas para que puedas deleitar a los tuyos de sus múltiples propiedades.

¡Aquí van una serie de recetas con el rodaballo como protagonista!

Filetes de rodaballo al vino blanco

Antes de nada, y en caso de que debas salir de casa para hacer la compra, apunta la siguiente lista de ingredientes que te será muy útil para cocinar estos deliciosos y sabrosos filetes rodaballo al vino blanco.

Necesitarás: 4 filetes de rodaballo, 2 vasitos de vino blanco, 1 cebolla, 2 tomates, 1 ramita de perejil, aceite de oliva, sal y pimienta. ¿Lo tienes todo?

¡Vamos a ello! Se empieza por pelar y picar la cebolla, lavar el perejil, secarlo y picarlo reservando un par de hojitas para decorar enteras. A continuación, lava los tomates y hazles un corte en cruz que parta desde la base, escálalos durante 1 minuto. Transcurridos los segundos, escúrrelos y ponlos a refrescar en agua fría. Posteriormente, pélalos y pícalos retirando tras de sí la semilla. Sofríe el tomate acompañándolo de 1 cucharada de aceite durante aproximadamente 15 minutos, es el tiempo que deberá pasar hasta que espese ligeramente y sazone.

Lo siguiente será rehogar la cebolla en una sartén con dos cucharadas de aceite, hasta conseguir que esté transparente. Una vez conseguido, riégalo con vino blanco y deja durante unos instantes reducirlo. Posteriormente, incorpora los filetes de rodaballo y la salsa de tomate y salpimienta.

Después, espolvorea con el perejil y deja cocer durante unos 8 o 10 minutos. Por último, reparte el pescado y las verduras en 4 platos. Puedes decorar el plato a tu gusto con el perejil reservado ¡Ya está listo para servir!

Rodaballo al horno

Hoy pondremos a prueba tus habilidades culinarias con esta rica receta de rodaballo al horno. Aquí van unos trucos para que puedas cocinar el rodaballo perfecto. En una sartén grande u olla, idealmente que fuera antiadherente, vertemos el aceite de oliva y el aceite ahumado. A fuego medio, fríe las patatas cortadas en rodajas, la cebolla y el pimiento rojo en tiras. Salpimiéntalo generosamente con la sal maldon y la pimienta recién molida. En el momento en que la cebolla esté transparente y la patata pueda cortarse sin deshacerse, échale el ajo muy picado, retíralo del fuego antes de que se queme y escurre.

El siguiente paso es engrasar una fuente de horno con, o bien, margarina, mantequilla o con aceite. En el fondo de la fuente añades la combinación de patatas, cebolla y pimiento, sobre la misma añades los tomates cortados en rodajas.

Con el horno precalentado a 200 grados aproximadamente añadimos, sobre la cama de patatas y otras verduras, la fuente en el horno. De la clase de horno que tengas dependerá la temperatura y el tiempo de cocción de la receta. En hornos con ventilador, el tiempo estimado es entre los 25 y 30 minutos. En hornos sin ventilador, el tiempo puede ascender hasta los 45 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, ya está listo para degustar.

Rodaballo a la barbacoa

Una barbacoa es uno de los mejores planes que puede haber, pero si quieres innovar y presentarte ante los tuyos como todo un experto, aquí tienes la receta de cómo hacer el rodaballo a la barbacoa perfecto. Primero, prepara la barbacoa y espera a que pase la fase de llamas, mientras, puedes ir preparando en las parrillas el rodaballo untándolo en aceite y sal. ¿Brasas listas? ¡Vamos a ello!

Pon en las parrillas el rodaballo durante 10 minutos y voltéalo después, repite la misma acción con el otro lado. Toca el turno de preparar la salsa: pon en una sartén con 6 o 8 cucharadas de aceite y un par de dientes de ajos cortados de forma muy fina. Si te gusta que pique un poco, puedes añadir un par de guindillas también.

Cuando los ajos estén dorados, sácalos y resérvalos. Conserva el aceite y añádele un buen chorro de vinagre de Módena o limón, a tu gusto. Para presentarlo puedes optar por la siguiente opción: pon en un plato el rodaballo con los ajos por encima y rocíalo con el aceite anterior.

Rodaballo rebozado

Esta receta de rodaballo rebozado es todo un placer, sobre todo, si tienes la oportunidad de conseguir un ejemplar salvaje, recordarás su sabor durante días, ¡te lo prometo! Además, su lista de ingredientes no es muy extensa, ¡toma nota!

Vas a necesitar 1 kg de rodaballo en filetes, 2 pastillas de Avecrem Pescado -30% de sal Avecrem, 1 lata de tomate natural, 1 cucharada de azúcar, 4 patatas, 3 huevos y harina.

Por cierto, para cocinar esta receta no vas a necesitar más de 10-20 minutos. El rodaballo rebozado se enharina, se pasa por huevo batido para freírlo y se acompaña por un suculento sofrito de tomate, cebolla y unas crujientes patatas paja.

¿Empezamos? En una cazuela con aceite rehoga el sofrito de cebolla e incorpora el tomate natural troceado, incorpora una cucharada de azúcar y deja cocer durante unos 15 minutos. Corta las patatas a tu gusto, nosotros te recomendamos que lo hagas tipo paja, frielas en una sartén con aceite y condimenta con Avecrem.

A continuación, sazona los filetes de rodaballo con una pizca de Avecrem, desmenuzado, pásalo por harina y huevo batido y fríe en aceite caliente. Sabemos que el rebozado no es algo que puedas comer de forma habitual, pero ¿quién puede resistirse? Por último, emplata el pescado junto con el sofrito y las patatas paja.

Recetas familiares

Las recetas familiares son importantísimas para cada familia, sus trucos y enseñanzas se transmiten de generación en generación y contribuyen a tener una gastronomía tan rica y saludable como la dieta mediterránea. Y eso, precisamente es lo que queremos transmitirte con este listado de recetas familiares que harán degustar a cualquier paladar. En nuestro recetario encontrarás una sucesión de recetas, con lecciones como las que hoy te hemos enseñado sobre cómo cocinar un rico rodaballo.

Como has podido saber con todas las recetas de hoy, el rodaballo es una excelente idea para añadir a tu menú semanal. Los beneficios son más que notables para nuestra salud, entre los que destaca, su capacidad para reducir la inflación en el cuerpo, su aporte para mejorar la salud pulmonar y lo mucho que disminuye el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo, más allá de sus propiedades y su excelente sabor, está la cantidad de diferentes recetas que puedes hacer con él, al horno, a la plancha, al vapor, lo que lo hace perfecto para comer sin llegar a cansarte de él. Podemos entender perfectamente que el rodaballo no sea lo tuyo, ya sea por su sabor, su textura, o porque simplemente, el pescado no te guste.

Por si acaso, aquí tienes a tu entera disposición un listado de excelentes recetas fáciles y rápidas que no solo te sacarán de un apuro, sino que sientas de maravilla en cualquier época del año. Ideales para diseñar tu plan semanal, mensual o diario de comida o para esos momentos del día o de la noche en los que te quedas sin ideas sobre qué cocinar. ¡Anímate a probarlas, no te arrepentirás!

Valora este artículo