Rodaballo rebozado

Cocinar con rodaballo es todo un placer, sobre todo, si se tiene la oportunidad de conseguir un ejemplar salvaje, ya que su gusto es inigualable. Sin embargo, el precio es algo elevado por lo que su consumo se da en ocasiones especiales.Ver más...

  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Rodaballo rebozado

  • En una cazuela con aceite rehoga el sofrito de cebolla e incorpora el tomate natural troceado, añade una cucharada de azúcar y deja cocer unos 15 nim.

    PASO 1

    En una cazuela con aceite rehoga el sofrito de cebolla e incorpora el tomate natural troceado, añade una cucharada de azúcar y deja cocer unos 15 nim.

  • Corta las patatas en bastones (tipo paja) y fríelas en una sartén con aceite, retíralas sobre papel de cocina y condimenta con Avecrem.

    PASO 2

    Corta las patatas en bastones (tipo paja) y fríelas en una sartén con aceite, retíralas sobre papel de cocina y condimenta con Avecrem.

  • Sazona los filetes de rodaballo con una pizca de Avecrem, desmenuzado, pásalos por harina y huevo batido y fríe en aceite caliente. Sirve el pescado acompañado con el sofrito y las patatas paja.

    PASO 3

    Sazona los filetes de rodaballo con una pizca de Avecrem, desmenuzado, pásalos por harina y huevo batido y fríe en aceite caliente. Sirve el pescado acompañado con el sofrito y las patatas paja.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Rodaballo rebozado

El Truco: agiliza el sofrito de cebolla

Para que el sofrito de cebolla se haga mucho más rápido puedes empezar a cocer la cebolla con un chorro de agua y tapando el cazo. De esta manera, se hará al vapor y, una vez esté cocida, ya le puedes añadir el aceite y acabarla de sofreír evaporando el agua. 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Pero si quieres darte un homenaje a ti y  a los tuyos es un pescado que no te defraudará. 

En la receta de hoy, rodaballo rebozado, este pescado se enharina y se pasa por huevo batido para freírlo y se acompaña por un suculento sofrito de tomate y cebolla y unas crujientes patatas paja. Como ves es un plato increíblemente fácil de cocinar, rápido y que va a encantar a pequeños y mayores. 

Aunque no podemos comerlos de forma habitual la verdad es que los rebozados están riquísimos: crujientes, jugosos, con sabor... ¿Qué más se puede pedir? Mira también que estupendos que quedan con hortalizas en la receta de medallones de verdura rebozados.