¿Cómo evitar que el rebozado se caiga al freír calamares?

¡Qué lástima que los calamares no queden bien rebozados! Pero no te preocupes, porque hay algunos trucos para evitar que el rebozado se caiga al freír calamares. Lo primero es tamizar la harina para evitar que queden grumos e irla colocando en un plato hondo hasta conseguir por lo menos un dedo de altura. Lo mejor para hacerlo es usar un par de cucharas o tenedores, intentando no pincharlos, y sacudirles el exceso de harina. Después, hay que impregnarlos bien de huevo. Solamente quedará freírlo en aceite muy caliente, haciendo tandas de pocos trozos para que la temperatura de la sartén no disminuya. Para asegurar el resultado, puedes comprar harina especial para rebozar o incluso añadir algún impulsor para que suba el rebozado, como una cucharadita de bicarbonato sódico.