Sopa de bogavante

El bogavante es un crustáceo marino que además de tener un sabor exquisito cuenta con un valor nutricional importante    que nos aporta la mayoría de aminoácidos esenciales gracias a su riqueza en proteínas,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Sopa de bogavante

  • Primer paso sopa de bogavante

    PASO 1

    Nuestra receta comenzará por uno de los pasos que le dará sabor y consistencia a nuestra sopa de bogavante: el picadito de ajo, pan y almendras. Fríe los ajos enteros con un chorrito de aceite, añade las rebanadas de pan y las almendras, cuando ya estén doraditos nuestros ingredientes, pícalos bien para que liguen entre ellos. Resérvalos a parte y utiliza la misma cazuela para sofreír la cebolla y el pimiento verde hasta que queden bien doraditos e incorpora el Tomate Frito Gallina Blanca para terminar de preparar el sofrito.

  • Segundo paso sopa de bogavante

    PASO 2

    Es el turno del bogavante. Es importante aprender a limpiar y cortar el bogavante ya que al poseer una coraza bastante dura se requiere un cuchillo bien afilado y mucho cuidado para no hacernos daño. Ya verás como, conforme vayas practicando, el corte te va quedando mucho más limpio y profesional. Lo primero que debemos hacer es colocar el bogavante en una tabla de cortar grande. Apunta el cuchillo sobre la unión entre cabeza y cuerpo y con cuidado sepáralas entre sí. A continuación separa con sumo cuidado las pinzas del cuerpo y divide la cabeza en dos haciendo un corte a lo largo de esta. Parte la cola en anillos siguiendo las propias divisiones que se ven en su coraza y coloca todas las piezas en un bol de forma que el jugo no se pierda. Una vez tengamos el bogavante cortado colocaremos la cabeza y las pinzas en el sofrito y lo dejaremos cocinando durante 5 minutos. Incorpora el vasito de coñac y deja que reduzca.

  • Tercer paso sopa de bogavante

    PASO 3

    Toca añadir el Caldo de Pescado Gallina Blanca a nuestro guiso y una vez hayan pasado 5 minutitos de ‘chuf chuf’ incorpora el resto del bogavante. 5 minutos más tarde de este último paso tendrás tu sopa de bogavante lista para servir y disfrutar.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

vitaminas y minerales.

El ‘pitufo gruñón’ de los males se caracteriza por ser solitario, agresivo y de hábitos nocturnos, y se alimenta de sepias, pulpos, calamares, otros peces más pequeños e incluso podrían darse al canibalismo, es por eso que en los acuarios se les mantiene con las pinzas atadas.

Mucho genio para un animal que vive hasta 50 años, ¿verdad?

Pero nosotros al bogavante se lo perdonamos TODO, y es que una vez cae en nuestro plato saborearlo es todo un placer.

Muy parecido a la langosta pero con un característico color azul intenso que lo diferencia de ella, además de su superior tamaño, el bogavante es perfecto para cocinarlo en un rico arroz, asado, al ajillo, en caldereta, y mil y una maneras más que nos hacen rendirnos a sus pies.

Esta vez la receta ganadora es una rica sopa de bogavante que en estas fechas, además de vestirte la mesa estupendamente, sienta divino al organismo.

¡Un plato gustosísimo y perfecto para ocasiones especiales!