Rape en salsa verde

(7)

Saber cocinar bien el pescado es la clave del éxito de cualquier comida en casa. Aunque mucha gente se limita a hacerlo a la plancha, el pescado tiene muchísimas formas de cocinarlo. Con esta receta lo enriqueceremos con un poco de vino blanco y el Caldo Casero de Pescado 100% Natural.Ver más...

  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Rape en salsa verde

  • Saltea los ajos cortados en láminas gruesas y la guindilla entera. Deja que el ajo tome un poquito de color.

    PASO 1

    Saltea los ajos cortados en láminas gruesas y la guindilla entera. Deja que el ajo tome un poquito de color.

  • PASO 2

    Corta los lomos de rape en cuartos, salpimiéntalos, enharínalos, añádelos a la cazuela y cocínalos por los dos lados, dándoles la vuelta de vez en cuando.

  • PASO 3

    Vierte el vino blanco y deja que reduzca. A continuación, añade el vaso de Caldo Casero de Pescado 100% Natural Gallina Blanca, las almejas y los guisantes y deja cocinar 3 min.

  • PASO 4

    Pica el perejil y agrégalo a la cazuela. Dale un par de vueltas, añade los espárragos y vuelve a mezclar.

  • PASO 5

    Sirve de inmediato el rape con la salsa, unas almejas, un espárrago por persona y una pizca de perejil crudo por encima.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Rape en salsa verde

El Truco: ¿el pescado es fresco?

Si quieres saber si el pescado que estás comprando es fresco o no, tan solo tendrás que hacer un par de comprobaciones. Para empezar, mírale el ojo y las agallas. El pescado fresco tiene el ojo brillante y nítido y las agallas de color rojo intenso. Además, si al presionarlo queda la marca de tus dedos, mejor compra otro pescado. 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana

¡Buenísimo!

En esta receta de rape en salsa verde acompañaremos el pescado con unos espárragos blancos y algunas almejas. Todo esto, con una salsa hecha a partir del perejil picado, el vino, el caldo y los distintos jugos que nos dan los distintos ingredientes. Una receta que seguro que conquistará a tus comensales. ¡Que la disfrutéis!

Si te ha gustado esta salsa, puedes añadirla en otras recetas. Por ejemplo, las almejas en salsita utilizan una salsa muy parecida y son ideales para acompañar o incluirlas en distintos platos o, simplemente, servirlas como aperitivo.