Manitas de cerdo guisadas

(1)

Hoy cocinamos manitas de cerdo guisadas, un auténtico manjar y una de las receta más sabrosas y ricas que hay. Sigue las indicaciones que te proponemos y prepárate para chuparte los dedos.

  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Manitas de cerdo guisadas

  • Empezamos esta receta de manitas de cerdo guisadas preparando las verduras. Primero, cortamos y desechamos ambos extremos de la zanahoria, la limpiamos bien con un chorro de agua y las cortamos a rodajas gruesas.

    Ahora nos ponemos con las cebollas. Una la vamos a utilizar para hacer el caldo y la otra para el sofrito. La que necesitamos para hacer el caldo simplemente la vamos a cortar por la mitad y pelarla, y la otra, la picamos a trocitos pequeños. Para picarla, primero la cortamos por la mitad y le quitamos los extremos haciendo cortes verticales sin cortar completamente esta hortaliza. Una vez hecho esto, la cortamos lateralmente como si fuese una red para conseguir trozos pequeñitos, perfectos para hacer un sofrito. Ahora lavamos bien el tomate debajo del grifo de agua y lo cortamos a trozos.

    Y una vez terminamos de cortar, ¡empezamos a guisar! Ponemos una olla con agua en el fuego y añadimos las manitas, la cebolla pelada y partida por la mitad, la zanahoria y la hoja de laurel. También desmenuzamos la pastilla de Avecrem en el agua y dejamos una hora y media a fuego medio-bajo.

  • Cuando las manitas estén cocidas, apagamos el fuego, retiramos la carne y reservamos el caldo a parte. Mientras esperamos, rebozamos en harina las manitas de cerdo y las ponemos a freír en una sartén con abundante aceite.Te aconsejamos que tapes la sartén, ya que acostumbran a crepitar, ¡y no veas lo que duele una quemadura de aceite!. Asegúrate de que se frían por todas partes, para lo que tendrás que ir dándoles la vuelta, y finalmente retiramos y reservamos.
    Ahora pasamos el aceite que hemos utilizado para freír las manitas por el colador y ponemos un poco en la sartén. Añadimos la otra cebolla bien picada y dejamos pochar, y cuando esté doradita añadimos el tomate cortado a trozos. Mezclamos bien con una espátula y cuando esté el sofrito hecho, agregamos los pies y cubrimos con el caldo de cocción reservado. Dejamos cocer lentamente.

  • Mientras dejamos cocer, nos ponemos a preparar la picada. Para hacerla, trituramos los dientes de ajo pelados, las almendras y las hojas de perejil con un poco de caldo de cocción en un mortero o con una batidora de mano. Ahora añadimos la picada en la sartén con los otros ingredientes y dejamos cocer todo durante 10 minutos. Finalmente apagamos el fuego y dejamos reposar.
    Recuerda que los guisos son mucho mejores el día después de cocinarlos.Y si te ha gustado esta receta, te recomendamos nuestro guiso de albóndigas, que también está muy rico y es más rápido de preparar.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Manitas de cerdo guisadas

Si quieres añadirle un plus de sabor a esta receta, puedes acompañarla con unos nabos hervidos y fritos, unas setas de temporada o bien unos caracoles. ¡Buen provecho!

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana