Envueltos de salmón y espinacas

(1)

Si queremos comer sano acostumbramos a cocinar el pescado al horno o al vapor y acompañarlo con verduras. Es una forma sencilla y rápida de disfrutar de esta combinación de ingredientes, pero hoy nos apetecía darle una vuelta creativa. Por eso, hemos decidido unir estos dos grandes y nutritivos alimentos en unos bocados extraordinarios.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Envueltos de salmón y espinacas

  • Corta el salmón en trozos, y pásalo por las semillas de sésamo. Luego, colócalos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra bien caliente y dóralos.

    Corta el salmón en trozos, y pásalo por las semillas de sésamo. Luego, colócalos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra bien caliente y dóralos.

  • Mientras tanto, limpia las espinacas y deja que cocinen a fuego lento en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva, 1 diente de ajo y el caldo.

    Mientras tanto, limpia las espinacas y deja que cocinen a fuego lento en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva, 1 diente de ajo y el caldo.

  • Al final de la cocción, coloca en los platos de servir y recubre cada trozo de salmón con las espinacas, asegurándote de dejar un extremo descubierto de las extremidades del pescado.

    Al final de la cocción, coloca en los platos de servir y recubre cada trozo de salmón con las espinacas, asegurándote de dejar un extremo descubierto de las extremidades del pescado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Envueltos de salmón y espinacas

El Truco: bocados de salmón crujientes

Dora los bocados de salmón recubiertos de semillas de sésamo con un poco de aceite de oliva virgen extra bien caliente. De esta manera, se fijará la cobertura de semillas y quedarán mucho más crujientes.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana

Estos envueltos de salmón y espinacas te van a saber a gloria, ya que son una manera innovadora de comer pescado y verdura. Se basa en que el salmón está cortado a trozos, no muy grandes, rebozado con semillas de sésamo y frito para que quede bien crujientes. Para acabarlo de redondear se envuelve con unas espinacas cocidas en un buen caldo. ¿Qué pinta que tienen, verdad?

El salmón tanto sirve como ingrediente de un plato principal que como entrante. Y es que tiene un toque que lo hace elegante y, por tanto, ideal para servir en una cena especial. Compruébalo en la receta de huevo duro con salmón ahumado.