Coliflor con fritada de ajos y almendras

La salsa bechamel combina a la perfección con la coliflor, y su binomio está presente en un sin número de recetas. Pero si quieres darle un punto más picante y crujiente te recomendamos esta receta de coliflor con fritada de ajos y almendras.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 1 persona

Ingredientes

Cómo hacer Coliflor con fritada de ajos y almendras

  • PASO 1

    Limpia la coliflor y córtala en ramilletes.

  • PASO 2

    En una cazuela u olla rápida con agua hirviendo con sal, cocina los ramilletes de coliflor hasta que estén cocidos (en cazuela normal unos 45 minutos, en olla rápida unos 8 minutos a máxima presión).

  • PASO 3

    Cuando esté cocinada, escúrrela y resérvala junto con medio vaso (200 ml) del caldo de cocción.

  • PASO 4

    En una sartén saltea el ajo fileteado muy fino y agrega las almendras fileteadas.

  • PASO 5

    Una vez que el ajo y las almendras estén dorados, saca la sartén del fuego y añade la cucharadita de pimentón removiendo rápidamente para que no se queme.

  • PASO 6

    Vierte sobre la coliflor el medio vaso del caldo de cocción.

  • PASO 7

    Da un hervor al conjunto, pon a punto de sal y sirve caliente agregando 30 ml de Mi Salsa Bechamel preparada siguiendo las instrucciones del sobre.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Coliflor con fritada de ajos y almendras

El Truco: ¡Qué no se repita el ajo!

Antes de dorar los ajos, puedes evitar que estos se repitan. ¿Cómo? Al quitarles la piel y previamente a laminarlos, retira el germen de su interior, es decir, el brote verde que aparece en el centro.

 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Por un lado, se hierve la coliflor y se reserva y, por otro, se saltean los ajos y las almendras. Se riega todo con un vaso de caldo y se sirve con bechamel para acompañar.

Es una receta que necesita pocos pasos y resulta muy completa tanto para una comida del día a día como para una celebración familiar. Con las dos opciones disfrutarás de un plato de gran sabor.

¡Añade la coliflor en más platos de tu cocina diaria! La puedes preparar en puré con un pollo relleno de setas y crosta de patata, con queso y al horno o en una crema de lo más saludable.