Chuletas de cordero empanadas

(17)
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Te apetece cocinar unas chuletas de cordero empanadas? Cuando tenemos niños en casa, necesitamos recetas fáciles y rápidas. A su vez, tenemos que intentar hacer una dieta sana y variada. Pero en ocasiones también tenemos y debemos darnos un capricho preparando platos que a los niños les encanten, como por ejemplo, la carne empanada. Y es que el toque crujiente y sabroso del rebozado es difícil de resistir.  

Por eso, estamos seguros que estas chuletas de cordero empanadas encantarán a los reyes de la casa ya que, además de ser una receta con cordero buenísima en sí misma, llevan un delicioso relleno de queso y se acompañan de guisantes salteados. ¿A qué esperas para prepararla? ¡Tus niños las van a devorar! 

Puedes variar el relleno de la receta dependiendo de los gustos de tus hijos. Por ejemplo, añadiendo jamón york o jamón serrano con queso le darás un toque de sabor estupendo. ¡Pero esta receta no solo le gusta a los niños! Si te apetece comer chuletas de cordero, tienes que probar la receta de chuletas de cordero con azafrán. Esta receta con carne de cordero está para chuparse los dedos gracias al toque de azafrán, que resulta exquisito combinado con carne. 

¿Todo listo para aprender cómo hacer chuletas de cordero empanadas? La receta que te proponemos hoy se cocina con chuletas de cordero lechal, una opción sabrosísima que os encantará a todos. ¡Os vais a enamorar de esta receta de chuletas de cordero empanadas! Si te pica el gusanillo, no te preocupes, que tenemos muchísimas recetas con carne buenísimas con las que saciarte el apetito a ti y a todos en casa.  

Ingredientes para Chuletas de cordero empanadas

Cómo hacer Chuletas de cordero empanadas

  • ¿Todo listo para aprender cómo hacer chuletas de cordero empanadas? Primero, vas a necesitar hacer un viaje a la carnicería para comprar la carne. Nosotros te proponemos hacer esta receta con chuletas de cordero lechal. Cuando las tengas, límpialas. Hay quién prefiere retirarles la grasa, por ejemplo. ¡Tú eliges! Cuando las tengas limpias, sazónalas con una pastilla de Avecrem desmenuzada. Para darle más sabor y hacerlas verdaderamente irresistibles, vas a colocar una lámina de queso sobre ellas.  

  • Cuece los guisantes con la otra pastilla de Avecrem, durante unos 15 minutos y saltéalos ligeramente en aceite de oliva.

    ¡Seguimos elaborando este delicioso empanado de chuleta de cordero! Para este segundo paso, vas a empezar formar unos empanados deliciosos junto con el queso. Primero, prepara los ingredientes que necesitarás: un plato con harina, un bol con huevo batido, y un plato con pan rallado. No hace falta que pongas mucha cantidad en un primer momento, puedes ir añadiendo más si ves que lo necesitas. ¿Listo? Coge tus chuletas con el queso y pásalas primero por la harina, después el huevo y por último, el pan rallado. 

  • a

    Ahora que ya tienes las chuletas de cordero recubiertas en harina, huevo y pan rallado, estarán listas para freir. Calienta una sartén con suficiente aceite como para cubrir la superficie de la paella. Cuando esté caliente, ve añadiendo las chuletas de cordero. Intenta que no se toquen entre ellas para que los rebozados no salten. Al cabo de un par de minutos, ya puedes darles la vuelta. Espera que se doren por el lado contrario y ya podrás retirarlos. Ve haciendo las chuletas hasta que las tengas todas fritas.  

  • Puedes poner las chuletas encima de un papel de cocina para escurrir el exceo de grasa. Paralelamente a cocinar las chuletas de cordero empanadas, puedes cocinar el acompañamiento de este delicioso plato. Mientras estés preparando las chuletas, pon una olla con agua a hervir y añade la otra pastilla de Avecrem. Deja que se disuelva, entonces añade los guisantes y hiérvelos durante unos 15 minutos. Por último, saltéalos ligeramente en aceite de oliva y sírvelos junto a las chuletas de cordero empanadas calientes. ¡Ya verás qué buena esta deliciosa combinación! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Chuletas de cordero empanadas

Te compartimos un consejo para cocinar chuletas de cordero empanadas y que te queden perfectas. Un requisito indispensable al freír los alimentos rebozados es que el aceite esté a la temperatura ideal. Para saber si ya se ha calentado, tira un poco de rebozado y observa qué pasa. Tienes que procurar que el rebozado no se sumerja hasta el fondo. Si el rebozado se fríe rozando la superficie, sabrás que el aceite está a la temperatura ideal para freír sin quemar el rebozado. Si ves que se te quema muy rápido, es que el aceite está demasiado caliente, y se te quemarían tus chuletas de cordero empanadas. Por último recuerda que no es necesario cubrir totalmente el alimento en aceite para freírlo bien, con un poco es suficiente, ya que le vas a dar dos vueltas. ¿Lo probarás en las próximas recetas con rebozado que cocines? ¡Esperamos que te sirva!  

alt=

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios