Chuletas de cordero empanadas

Cuando tenemos niños en casa, tenemos que intentar hacer una dieta sana y variada. Pero en ocasiones también tenemos y debemos darnos un capricho preparando platos que a los niños les encanten, como por ejemplo, la carne empanada. Y es que el toque crujiente y sabroso del rebozado es difícil de resistir.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Chuletas de cordero empanadas

  • PASO 1

    Limpia las chuletas, sazona con una pastilla de Avecrem, desmenuzada y coloca una lamina de queso sobre ellas. Forma unos empanados junto con el queso y pasa por harina, huevo y pan rallado. Reserva.

  • Cuece los guisantes con la otra pastilla de Avecrem, durante unos 15 minutos y saltéalos ligeramente en aceite de oliva.

    PASO 2

    Cuece los guisantes con la otra pastilla de Avecrem, durante unos 15 minutos y saltéalos ligeramente en aceite de oliva.

  • PASO 3

    Fríe las chuletas en aceite y escurre el exceso de grasa sobre papel de cocina. Sirve las chuletas acompañadas de los guisantes salteados

Valora esta receta

Consejos para cocinar Chuletas de cordero empanadas

El Truco: comprueba si el aceite está caliente

Un requisito indispensable al freír los alimentos rebozados es que el aceite esté a la temperatura ideal. Para saber si ya se ha calentado, tira un poco de rebozado y observa qué pasa. Tienes que procurar que el rebozado no se sumerja hasta el fondo ya que así el aceite estará a la temperatura ideal para freír sin quemar el rebozado. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Por eso, estamos seguros que estas chuletas de cordero empanadas encantarán a los reyes de la casa ya que, además de ser una receta buenísima en sí misma, llevan un delicioso relleno de queso y se acompañan de guisantes salteados. ¿A qué esperas para prepararla? ¡Tus niños las van a devorar!

Puedes variar el relleno de la receta dependiendo de los gustos de tus hijos. Por ejemplo, añadiendo jamón york o jamón serrano con queso le darás un toque de sabor estupendo. Pruébalo en la receta de chuletas a la napolitana.