¿Se puede congelar la empanada una vez hecha?

Sí, puedes congelar la empanada una vez hecha. Al tratarse de una masa de harina rellena, la congelación no cambiará demasiado ni su textura ni su sabor, siempre que recuerdes que tienes que descongelarla en el horno para que vuelva a quedar como recién hecha.