Chili con carne

Típicos de la cocina mexicana, los chiles o pimientos, se caracterizan por ser muy picantes para quien no está acostumbrado. Pero la verdad es que pueden dar un magnífico sabor y aroma a nuestros platos si se usan en la medida justa y en el momento preciso de la cocción.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Chili con carne

  • Pela y pica la cebolla; lava, limpia y corta las zanahorias y el apio en rodajas. En una sartén, rehoga la cebolla en 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra; añade la zanahoria, el apio y el toma

    PASO 1

    Pela y pica la cebolla; lava, limpia y corta las zanahorias y el apio en rodajas. En una sartén, rehoga la cebolla en 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra; añade la zanahoria, el apio y el tomate frito y la carne picada previamente cocinada.

  • Mientras tanto, desmenuza las salchichas. Añádelas a la salsa y cocina a fuego lento durante 15 minutos.

    PASO 2

    Mientras tanto, desmenuza las salchichas. Añádelas a la salsa y cocina a fuego lento durante 15 minutos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Chili con carne

El Truco: añade el chile al final de la cocción

Para que el chile mantenga todo su aroma puede seguir un pequeño truco. Añádelo siempre al final de la cocción del plato. Para hacerlo desmenúzalo y sácale las pepitas, que por lo que general son las que normalmente son más picantes. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

Así un sencillo plato de carne picada de ternera y salchichas con salsa de tomate frito y verduras puede convertirse gracias al chile en un gustoso chili con carne. Es tan fácil de preparar esta receta que lo más seguro es que se convierta en una de tus favoritas y también de tu familia. Prueba el chili con carne y verás qué rico plato te queda. 

Unos pimientos más nuestros y presentes en muchas recetas son los del piquillo, ideales para rellenarlos con mezclas apetitosas y repletas de sabor. Por ejemplo, estos pimientos del piquillo rellenos de carne