Arroz a la cubana

¡Cuba, qué bonito es cuba! Y su arroz, a la cubana: no hay nada igual. ¿Sabías que es una delicia de la gastronomía cubana, y también de la canaria? Nosotros te enseñamos cómo disfrutar de esta delicia.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Arroz a la cubana

  • Primer paso arroz a la cubana

    PASO 1

    Vamos a darle ritmo al asunto y ponte manos a la obra para esta riquísima receta de arroz a la cubana. Para ello, tendrás que poner en una olla la cantidad de agua que equivalga a dos veces el volumen del arroz que quieras cocinar. Es decir, en este caso necesitarás un vaso de agua normal, que suele equivaler a 220 g. Así que, para los 280 g de esta receta tendrás que usar 1 vaso y un cuarto de otro más. Con todo esto, tendrás el arroz justo y necesario para hacer este riquísimo arroz a la cubana superfácil. Es sencillísimo, y no va defraudar. Pero vamos a meternos en harina. Lleva a ebullición el agua con un diente de ajo pelado, una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y un pellizquito de sal. Cuando comience a hervir, añade el arroz y remueve un poco. Un poco, es un poco. No puedes remover mucho, simplemente un poquito para que el arroz esté bien despegado, ya que si mueves mucho el arroz liberará demasiado almidón y quedará espeso. Y no, un arroz a la cubana tiene que quedar sueltecito. Una vez añadido el arroz, deja que se cocine durante un intervalo de 15 a 20 minutos a fuego suave. Esto es muy importante ya que si no el agua se evaporará sin dar tiempo a que se cocine el arroz, que nos quedará crudo. Cuando haya pasado ese cuartito de hora, apaga el fuego y tapa la olla dejando el arroz reposar 5 minutos más. Cuando hayan pasado los cinco minutos de rigor, vierte el arroz en un colador y deja que se enfríe. Si quieres, puedes cortar la cocción del arroz dejándolo bajo el grifo con agua fría durante un par de minutos.

  • Segundo paso arroz a la cubana

    PASO 2

    Con el arroz reposando, pica el ajo y corta en juliana la cebolla. Te recomendamos que sea lo más fina posible, para que casi no se note en el sofrito y se cocine de manera muy homogénea. Te recomendamos que cocines el sofrito durante unos 15 a 20 minutos a fuego medio. Si ves que la cebolla empieza a tomar color, vierte algo de agua para que no se queme y se siga cocinando, sólo si todavía queda tiempo por delante para que se completen esos 15 minutos largos del sofrito. Si todo ha ido bien y la cebolla no se ha quemado, el siguiente paso para preparar tu arroz a la cubana es incorporar a la cocción el Tomate Frito Gallina Blanca. Mantén el fuego bajo mientras fríes los huevos dejando que todos los ingredientes se combinen en la olla. Remueve de vez en cuando para que el sofrito no se seque. Lo que no puede faltar en un auténtico arroz a la cubana es huevo, pero hay otro ingrediente que lo hace diferente a otros arroces, ¿quieres saber cúal?

  • Tercer paso arroz a la cubana

    PASO 3

    Por supuesto, un arroz a la cubana con plátano no puede faltar, así que pela los plátanos y córtalos longitudinalmente. De ahí, tiene que pasar a una sartén dónde los saltearás con un poco de aceite de oliva por ambos lados y, una vez hecho, ya puedes emplatar tu arroz a la cubana.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Como ves, hacer un arroz a la cubana es supersencillo, no te va a llevar mucho tiempo y lo mejor es que es un plato contundente, así que no necesitarás un primero para completar, ya que en este plato tienes casi de todo. Acompáñalo de una ensaladita verde para acompañar y así darle el toque refrescante al menú, ¡y listo! ¿Sabías la historia de este riquísimo arroz a la cubana? Se cree que ni si quiera es cubano, sino canario. Desde allí y por las rutas portuarias llegó a Cuba, donde fue una comida humilde y popular. Al volver, ocurrió un fenómeno que también pasó con la mahonesa; salió de nuestras fronteras, y al volver perdió su nombre tradicional.