Sopa fría de garbanzos

Aunque las sopas son, en general, un plato bastante sencillo de hacer, a veces no tenemos mucho tiempo para dedicarnos a su preparación. No obstante, hay algunas sopas que se pueden hacer en menos de diez minutos. Sí, como lo lees. Por ejemplo,Ver más...

  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas
Sopa fría de garbanzos

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    370kcal

  • Hidratos

    36.37g

  • Proteínas

    12.39g

  • Grasas

    17.30g

  • Fibra

    9.83g

Cómo hacer Sopa fría de garbanzos

  • PASO 1

    Escurre los garbanzos cocidos de su líquido de cocción. Enjuágalos con un poco de agua y colócalos en un vaso de túrmix junto con el resto de los ingredientes excepto el aceite y el tomate. Tritura el conjunto y cuela bien la sopa por un colador fino. Resérvala en la nevera hasta el momento de servirla.

  • PASO 2

    Coloca en una vaso ancho o en una copa ancha (por ejemplo de Martini) una cucharada de tomate frito Gallina Blanca. Cúbrela con la sopa de garbanzos. Decora la sopa con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa fría de garbanzos

El Truco: garbanzos bien tiernos

Si quieres que los garbanzos te queden bien tiernos cuando los cocines, no te olvides de ponerlos en remojo con una cucharada de bicarbonato en el agua. Ya verás que con este truco tan sencillo te quedan perfectos.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

la receta que te presentamos hoy: sopa fría de garbanzos.

Puedes comprar los garbanzos ya cocidos o los puedes hacer en casa el día anterior. Los mezclas junto el vinagre, el zumo de limón y el Caldo Casero de Pollo 100% Natural, bien sazonados, con la ayuda de la batidora. Y después solo tendrás que servir. Te recomendamos hacerlo en vasos de vidrio, una cucharada de Tomate Frito Gallina Blanca, la sopa de garbanzos y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 

Comer garbanzos es de lo más saludable son ricos en hierro, proteína y aminoácidos como la lisina, y además están riquísimos. Pruébalos también en esta receta exótica de falafel al horno con garbanzos.