sangre de pollo guisada

(19)

¿Has probado nunca la sangre de pollo? Te recomendamos esta receta de sangre de pollo guisada, que le dará un toque exótico a tu menú semanal y estamos seguros de que te encantará. ¡Toma nota!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer sangre de pollo guisada

  • Empezamos cortando la sangre de pollo en cuadraditos de 2 centímetros aproximadamente e intentando que sean todos del mismo tamaño más o menos. Después, sazonamos y reservamos a parte. Ahora lavamos bien los pimientos debajo del grifo de agua y los secamos. Los cortamos por la mitad de arriba hacia abajo, empezando cerca del tallo hasta la parte inferior. Les quitamos el centro y volvemos a cortar por la mitad, a lo ancho. Luego, cortamos en juliana y después en trocitos pequeños. Seguimos con los dientes de ajo y los picamos en trozos muy pequeños con un cuchillo afilado. Primero, cortamos todo el diente de ajo de forma longitudinal, luego cortamos los trozos de manera transversal y después otra vez de forma longitudinal. También puedes hacerlo con un procesador de alimentos. Cortamos la cebolla por la mitad, la pelamos y colocamos el lado plano boca abajo sobre la tabla, le quitamos ambos cabos y después la cortamos en rodajas finas. Finalmente, hacemos cortes perpendiculares a los que acabamos de hacer hasta que tengamos unos pedacitos pequeños.

  • Ponemos una sartén el fuego con un buen chorreón de aceite de oliva, y cuando esté caliente, le echaremos la cebolla y los ajos. Removemos bien y dejamos pochar. Después, añadimos los pimientos y dejamos sofreír ligeramente. Cuando los pimientos empiecen a ablandarse, añadimos la sangre de pollo, desmenuzamos la pastilla de Avecrem, agregamos una pizca de comino molido, el laurel y removemos bien todos los ingredientes.

  • Pasado unos minutos, agregamos el vino blanco, un poco de agua y dejamos rehogar hasta reducir. Finalmente, añadimos el tomate frito, dejamos cocer unos minutos más y apagamos el fuego. Y por último, dejamos reposar un par de minutos y servimos bien caliente. ¿Habías cocinado sangre antes? ¡Ahora ya puedes decir que sí y estamos seguros de que vas a repetir pronto!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sangre de pollo guisada

Pica unas cuantas hojas de perejil y espolvoréalas por encima de la sangre de pollo cuando vayas a servir los platos. Así le darás un toque fresco a la receta y un plus de color.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana