Pollo en escabeche

Nos encanta el escabeche por su gran sabor y por su sencillez. Pero también por ser una técnica culinaria milenaria que se remonta a los tiempos de ‘Las mil y una noches’. Y tenemos muy claro cómo prepararlo. ¡Hoy comemos pechugas de pollo en escabeche!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pollo en escabeche

  • Primer paso pollo en escabeche

    PASO 1

    Antes de proceder con esta deliciosa receta de pechugas de pollo en escabeche, queremos declararnos fans incondicionales de esta técnica milenaria que, además de rica, ahorró una buena vomitera a más de uno. El motivo: se trata de un método culinario creado -cómo no- por los árabes para conservar los alimentos en vinagre. De hecho, la palabra proviene del árabo-persa ‘sikbâg’ (‘guiso con vinagre’) y básicamente consistía en un preparado de caldo de vinagre, aceite, vino, laurel y pimienta en grano que evitaba que carnes como la del pescado se pudriesen antes de tiempo. Y, como suele pasar con las cosas bien hechas, el escabeche terminó conquistando la cocina aun sin ejercer como conservante, sino por estar simplemente delicioso. ¿Verdad que es inevitable pensar en una lata de mejillones en escabeche? Pues bien, aquí el escabeche sí que cumple su función original, pero ¿qué nos decís de unos muslos de pollo en escabeche? Es muy posible que el pollo aguante en buen estado más tiempo pero, no nos engañemos, nos comeremos el plato recién hecho por puro deleite para el paladar. Y sí, aquí os explicamos la elaboración del pollo en escabeche tradicional, pero lo cierto es que opciones de platos tradicionalmente ‘escabechables’ hay la tira: desde pescados -sobre todo azules- tales como la caballa o la sardina, hasta hortalizas ‘carnosas’ como la berenjena, la coliflor o el brócoli, pasando por las clásicas carnes de caza, como la perdiz o la liebre. ¡Ah! Y quizá te guste saber que fueron los españoles quienes dotaron al escabeche de su tradicional color rojizo. Esto es debido a la inclusión del pimentón en el preparado: primero porque somos muy pimentoneros (eso es así) y segundo porque el pimentón también posee propiedades fungicidas que hacían aún más efectivo el poder conservante del escabeche. ¡Para que luego se diga que en España no se innova! Pero bueno, dejemos a un lado la Historia y vayamos a lo que nos concierne, que es preparar un exquisito pollo en escabeche paso a paso (nota: aquí prescindiremos del pimentón): Calienta primero el aceite en una olla y fríe los ajos enteros previamente pelados y bien aplastados con la hoja del cuchillo. Cuando estén dorados agrega la pechuga de pollo cortada en tiras gruesas y añade el laurel, los clavos y una pizca de sal y pimienta. Remueve con la cuchara de madera y cocínalo todo a fuego lento hasta que el pollo quede bien cocido (aproximadamente de 8 a 10 minutos).

  • Segundo paso pollo en escabeche

    PASO 2

    Después añade el vinagre de vino blanco y el Caldo Casero de Pollo. Déjalo reposar 15 minutos más hasta que la salsa quede más o menos ligadita.

  • Tercer paso Pollo en escabeche

    PASO 3

    Finalmente, sugerimos servir las pechugas de pollo en escabeche acompañadas de una Crema de Calabaza Gallina Blanca aderezada con una cucharada de crema agria y sésamo tostado. La combinación es simplemente increíble… ¡compruébalo tú mismo!

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Recuerda que las pechugas de de pollo en escabeche, al igual que cualquier plato escabechado, puede servirse frío, caliente o templado. Una maravillosa versatilidad que te quitará las excusas para cocinarlo tanto en verano (tómese frío) o en invierno (calentito entra mejor).