Pizza casera

En el mercado podemos encontrar un gran número de pizzas ya preparadas que nos pueden resolver una comida o una cena en un abrir y cerrar de ojos. Sin duda,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pizza casera

  • Cómo preparar Pizza casera- paso 1

    PASO 1

    En una superficie de trabajo enharinada, extiende la masa para que quede fina y uniforme. Colócala en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.

  • Cómo preparar Pizza casera- paso 2

    PASO 2

    Coloca sobre la masa el Tomate Frito Gallina Blanca.

  • Cómo preparar Pizza casera- paso 3

    PASO 3

    Condimenta con la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y el orégano, reparte la mozzarella y trocea los tomates cherry y cocina en el horno precalentado a 250 grados durante 20 minutos aproximadamente. Retira y reparte las hojas de albahaca por encima.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pizza casera

Para darle un toque especial a tu pizza casera puedes utilizar aceites aromatizados con hierbas o especias. Además, estos aceites también le darán un plus de sabor a tus platos de pasta o ensalada. Puedes hacerlos infusionando los ingredientes en frío con el aceite durante unos días o calentar el aceite junto con los ingredientes de manera que obtendrás el aceite aromatizado en un momento.

aromatiza el aceite
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

son una opción muy práctica para esos días en los que no tenemos tiempo para perder en la cocina o cuando estamos tan cansados que lo único que nos apetece es sentarnos en el sofá. Sin embargo no hay nada como hacer pizza casera auténtica y disfrutar tranquilamente de su delicioso sabor. Es la preparación perfecta para una cena en familia o para compartir con los amigos en una velada informal. 

Hacer masa para pizza casera

En esta receta te contamos cómo hacer masa para pizza casera de una forma muy fácil y práctica. Para prepararla solo necesitas harina de fuerza, agua, levadura de panadero, sal y aceite de oliva virgen extra.

Lo primero que debes hacer es diluir la levadura en el agua templada. Coloca la harina en un bol, añade el agua poco a poco y ve amasando. Agrega una pizca de sal y 50 ml de aceite de oliva virgen extra. Amasa al menos durante 5 minutos más hasta obtener una masa elástica, pero no pegajosa. Haz una bola y déjala reposar, tapada con un trapo, durante un mínimo de 2 horas, hasta que doble su tamaño. Pasado este tiempo, ya la puedes emplear para prepararte la pizza a tu gusto. 

Échale imaginación

La pizza es una preparación ideal para compartir en familia o con los amigos. Además, nos ofrece la ventaja de que es extremadamente versátil. Los ingredientes para pizza casera son de lo más variado. Carne, verduras, atún, bacon, chorizo… Puedes prepararla con los productos que más te gusten y siempre queda deliciosa.

Prueba a hacer masa para pizza casera un día que tengas tiempo para disfrutar en la cocina. ¡El resultado vale mucho la pena!

Algunas curiosidades sobre la pizza

¿Sabes cuándo y dónde se creó este plato? Como pasa en las recetas más populares no existe un gran consenso. Sin embargo, una posibilidad bastante reconocida dice que surgió en la antigua Roma. Allí al pan se le daba una forma circular y después del cocinado se cortaba en porciones, igual que se hace en la actualidad. Por otro lado, se sabe que los griegos ponían sobre el pan aceite, quesos y hierbas aromáticas, lo que se parecería bastante a lo que ahora se conoce como focaccia.

Sin embargo, este tipo de elaboraciones aún estaban algo lejanas de la receta de pizza casera que conocemos ahora. No fue hasta el siglo XVII en Nápoles, según los documentos, que se empezó a hacer la pizza con tomate y en 1889 ya se le añadió el queso. Pero aquel que le dio verdadera fama fue el rey Fernando I, quien le encantaba este plato y se disfrazaba de plebeyo para recorrer los barrios pobres de Nápoles y comer una pizza. Cuando confesó su gusto por esta comida rápidamente se convirtió en un éxito en Italia.

Por otro lado, el nombre de “pizza” podría proceder de la palabra del antiguo alemán “bizzopizzo”, que quiere decir mordisco y trozo de pan. 

Ahora esta comida está tan extendida en todo el mundo que los ingredientes para pizza casera son de lo más variados y adaptados a todo tipo de paladares. Desde las clásicas con tomate y quesos a otras que llevan carne, embutidos, verduras y hasta rodajas de piña.

Con todo lo que te hemos contado hacer masa para pizza casera ya ves que es la mar de sencillo. Cuando la tengas solo te quedará que darle forma y disfrutar de esta sabrosísima comida. ¡Enséñales a tus invitados que sabes cómo hacer pizza casera como un auténtico chef italiano!