Pechugas de pollo a la piña

(31)
  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Información nutricional

  • Energía

    466kcal

  • Hidratos

    37.44g

  • Proteínas

    43.35g

  • Grasas

    13.15g

  • Fibra

    1.26g

"¡A la rica piña, para el niño y la niña!" ¿Recuerdas? Esta frase tenía algo de providencial y es que es cierto que, la piña, encanta a los más pequeños. Esta receta de pechugas de pollo a la piña es fantástica para los niños. Si les decoras el plato de forma divertida, seguro que lo dejarán limpio.

Este plato tan colorido también puede servirte para sorprender a tus invitados ya que, con una buena presentación, atrae mucho la atención. Y, aunque no lo crean, ¡es facilísimo de hacer!

Las cualidades diuréticas y depurativas de la piña la hacen un alimento esencial en muchas dietas. Además de ayudar en la digestión de los alimentos, el jugo de la piña se usa para ablandar y hacer más tierna la carne.

Ingredientes para Pechugas de pollo a la piña

Cómo hacer Pechugas de pollo a la piña

  • Dora las pechugas en una cazuela con un poco de aceite y sazónalas con Avecrem Caldo de Pollo desmenuzado y ligeramente enharinadas. Agregar el jerez, deja evaporar y añade el zumo de la lata de piña

    Dora las pechugas en una cazuela con un poco de aceite y sazónalas con Avecrem Caldo de Pollo desmenuzado y ligeramente enharinadas. Agrega el jerez, deja evaporar y añade el zumo de la lata de piña y, por último, la leche. Tapa y deja cocer unos 15 minutos.

  • En una sartén dora las ruedas de piña con un poco de azúcar y reserva.

    En una sartén dora las ruedas de piña con un poco de azúcar y reserva.

  • En el momento de servir, coloca las pechugas en una fuente y rodéalas con las rodajas de piña caramelizadas.

    En el momento de servir, coloca las pechugas en una fuente y rodéalas con las rodajas de piña caramelizadas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas de pollo a la piña

El truco: limpia y trocea las aves en casa

Si compras las perdices o el pollo enteros, limpiarlos y trocearlos en casa es más fácil de lo que crees: primero, saca las plumas que puedan quedar en el cuerpo. Después, pon el ave con la pechuga hacia arriba y, con la punta del cuchillo, sigue la forma de los muslos para separarlos. Para separar las pechugas, corta primero las alas y, luego, corta la carne de las pechugas verticalmente por el esternón para separar las dos piezas. ¡Y ya estará lista para cocinar!

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios