Menestra con jamón y huevo escalfado

La menestra es una forma de comer verduras de forma variada y disfrutando de los diferentes sabores que contiene. Puedes utilizar las verduras que más te gusten, patatas, brócoli, guisantes, alcachofas...Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Información nutricional

  • Energía

    367kcal

  • Hidratos

    36.38g

  • Proteínas

    20.63g

  • Grasas

    11.83g

  • Fibra

    16.17g

Cómo hacer Menestra con jamón y huevo escalfado

  • PASO 1

    Lava las verduras y prepáralas para cocinarlas: pela las minizanahorias, pela los espárragos y sácales el final del tallo, corta las judías verdes, saca el corazón de las alcachofas, corta el calabacín en trozos, desenvaina los guisantes y corta el brócoli en ramilletes.

  • PASO 2

    En una olla, pon a hervir 1 l de Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca y cuece en él las verduras por separado. Cuando estén al dente (un poco duritas), córtales la cocción con agua fría para que no se cocinen más. Reserva un vaso del caldo utilizado.

  • PASO 3

    A continuación, pica la cebolla y el ajo. En una cazuela con dos cucharadas de aceite de oliva, cocina la cebolla y el ajo. Añade el jamón cortado en tiritas finas y deja cocinar.

  • PASO 4

    Añade el vaso del Caldo que has guardado y luego echa las verduras cocidas. Deja cocinar durante 2 minutos y salpimienta al gusto.

  • PASO 5

    Prepara los huevos escalfados: pon a hervir una cazuela con agua y un chorro de vinagre. Cuando arranque el hervor, apaga el fuego y echa los huevos sin cáscara, uno a uno. Deja que se cocinen 5 min, moviéndolos suavemente con ayuda de una espátula.

  • PASO 6

    Emplata las verduras para todos los comensales. Escúrreles el agua a los huevos y coloca uno en cada plato, sobre las verduras. Sirve de inmediato con un poquito de sal.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Menestra con jamón y huevo escalfado

El Truco: congelar las verduras

Al hacer la menestra puede que te hayan sobrado algunas verduras, para que se conserven bien lo mejor es congelarlas. Para ello, tendrás que cocerlas previamente con agua y sal y refrescarlas. De esta manera, se inactivarán los procesos que hacen que las verduras se estropeen aún estando congeladas y podrás disfrutar de nuevo de esta rica menestra cuando más te apetezca.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

intentando siempre que haya una armonía de gustos y colores para que así sea más atractiva.

Y si quieres que la menestra tenga mucho más sabor la puedes acompañar de ingredientes que le den un toque especial. En la receta de hoy utilizamos jamón serrano que se saltea junto con las verduras ya cocidas, y un huevo escalfado que se sirve sobre la menestra y hace que el plato sea mucho más completo y nutritivo. 

Las verduras y los huevos hacen una pareja perfecta. Si te ha gustado como quedan en esta menestra, prueba con este plato aún más sencillo e igual de delicioso: revuelto de judías verdes