Langosta al ajillo

(1)

La langosta es, sin duda, la reina y señora de la pescadería. Si quieres ideas para cocinarla, te traemos una receta de langosta al ajillo que no sólo es rica, ¡sino además supersencilla!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto langosta al ajillo

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Langosta al ajillo

  • Primer paso langosta al ajillo

    Esta receta vas a aprender cómo cocinar una langosta al ajillo rica y superfácil. La haremos usando las colas, así que si tienes la posibilidad de comprar solo las colas de este marisco, muchísimo mejor, pregúntaselo por si acaso a tu pescatero de confianza. Una vez tengas las colas listas para hacer este delicioso guiso, pártelas por la mitad y déjalas un momento apartadas. En una cazuela, calienta aceite de oliva virgen extra y marca las colas de langostas por ambos lados. La langosta es, sin duda, uno de los mariscos con recetas más ricas y sabrosas en su haber, como es el caso de la tradicional langosta thermidor.

  • Segundo paso langosta al ajillo

    Una vez selladas, habrán dejado bastante saborcito en la olla así que aprovecha y añade la mantequilla. Como habrá grasa del aceite de oliva anterior, la mantequilla no se quemará, sino que se fundirá y dorará para darle sabor al guiso. Cuando esté fundida y dorada, añade el ajo laminado muy finito y cuando vaya sofriéndose y cogiendo color añade el vino blanco. Deja que reduzca y añade un poquito de agua. Si no sabes cuándo se ha reducido es muy sencillo. El alcohol es agua y la mantequilla grasa, y el agua y la grasa se llevan regulín, así que mientras siga habiendo alcohol en el guiso veremos dos líquidos separados. Conforme se vaya evaporando quedará solo un líquido en el guiso y eso nos indica que ya es el momento de añadir la pastilla de Avecrem Pescado. Desmenuza la pastilla en la salsa y remueve para distribuir adecuadamente los sabores. Esta salsa es la clásica salsa “al ajillo”, y se puede usar en recetas de pescados blancos para darles muchísimo sabor, como es el caso de esta riquísima merluza al ajillo.

  • Tercer paso langosta al ajillo

    Ahora, añade el perejil y devuelve la langosta a la cazuela. Con esto tendrás lista tu langosta al ajillo lista para conquistar paladares y corazones. Si lo que estás buscando es una alternativa más barata a esta receta de langosta al ajillo, opta por esta receta de palitos de cangrejo al ajillo, o estos palitos de surimi al ajillo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Langosta al ajillo

¿Cómo se puede acompañar esta deliciosa receta?, pues nada como unos fideos finos salteados con un poquito de ajo y mantequilla o con una refrescante ensalada de aguacate, cebolla y tomate.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana