Caldereta de langosta

Caldereta de langosta

(7)
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Hoy os traemos un plato típico de pescadores y de la tradición culinaria menorquina: la caldereta de langosta. Esta receta exquisita es perfecta para los paladares más exigentes. Un verdadero manjar marinero y una de las mejores recetas con langosta que nunca probarás. Si te gusta el marisco, esta receta tradicional lo tiene todo para enamorarte. Cucharada tras cucharada, podrás degustar todo el sabor de la langosta, que llenará tu boca por completo.  

La preparación de la receta de caldereta de langosta es fácil, pero requiere tiempo. Se prepara dorando la langosta en un sofrito bien rico. Después, se cubre con un caldo de pescado casero, en el que se le acaban añadiendo unas rebanadas de pan tostadas.

La caldereta es un plato ideal para cocinar cuando tenemos invitados y queremos preparar algo realmente especial. La langosta, en concreto la de aquí, es un producto que por su escasez resulta poco asequible. Por ello, una caldereta siempre será muestra de una ocasión especial. No obstante, siempre podemos optar por cocinar el plato con langostas más ajustadas a nuestros bolsillos. 

Por último, no podemos irnos sin mencionar que las calderetas no solo pueden servir para elaborar recetas de pescado y marisco, también son una forma ideal de preparar recetas de carne, como por ejemplo, un guiso hecho con ternera y aromatizado con laurel, romero y comino. O si te apetece otro tipo de sabor a mar, ¿qué te parece probar la receta de bacalao roteño

¿Todo listo para degustar uno de los mejores platos de la gastronomía mediterránea? Prepara los fogones que vamos a empezar a preparar esta deliciosa receta de caldereta de langosta. No te preocupes, si es la primera vez que cocinas langosta, te guiaremos paso a paso para que puedas sacarle el máximo provecho a este riquísimo ingrediente. ¡Vamos allá! 

Ingredientes para Caldereta de langosta

Cómo hacer Caldereta de langosta

  • Aparta la cabeza de la langosta y corta en medallones el cuerpo. Recuerda sacar el intestino. En caso de tener huevas, sepáralas y resérvalas. Corta la cabeza por la mitad y extráele el coral (la carn

    ¡Empezamos a preparar la caldereta! Por supuesto, empezamos con nuestro ingrediente estrella: la langosta. Para preparar esta receta tradicional de caldereta de langosta menorquina, primero vamos a aparta la cabeza de la langosta y a cortar en medallones el cuerpo. El grosor dependerá del tamaño de la langosta, pero puedes cortarlos entre aproximadamente 3 y 5 centímetros. Cuando estés cortando la langosta, recuerda sacar el intestino. En caso de tener huevas, sepáralas y resérvalas. Por último, corta la cabeza por la mitad y extráele el coral (la carne roja); guárdalo para utilizarlo más tarde. Puede ser complicado cortar la langosta. Asegúrate de usar un cuchillo afilado de gran tamaño que te resulte fácil de manejar.  

  • En una cazuela con el aceite, fríe los medallones de langosta y los trozos de cabeza. Retíralos cuando se doren y resérvalos para más tarde. Pon en la cazuela el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina B

    En una cazuela con el aceite, fríe los medallones de langosta y los trozos de cabeza. Retíralos cuando se doren y resérvalos para más tarde. A continuación vamos a empezar con el sofrito. Para ello, pon en la cazuela a fuego lento el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca, junto con el perejil troceado, y añade lentamente el vino blanco. Déjalo reducir hasta que el alcohol del vino se evapore. 

  • En la misma cazuela donde tienes el sofrito, añade los medallones y la cabeza de langosta junto con el Caldo Casero de Pescado 100% Natural, y deja hervir durante 5 minutos.  Añade la picada y una piz

    Mientras estés cocinando el sofrito, vas a buscar una de las partes que hemos reservado de la langosta. Vamos a hacer una picada triturando las avellanas con el coral de las langostas y las huevas (si las hubiera). Esta picada es indispensable para esta elaboración de la típica caldereta de langosta menorquina y servirá para dar el toque final. Volvemos a la cazuela. Es el momento de añadir los medallones y la cabeza de langosta junto con el Caldo Casero de Pescado 100% Natural, y deja hervir durante 5 minutos. 

  • ¡Ya casi estamos! Seguro que ya huele genial, pero nos faltará un último paso. Añade la picada y una pizca de sal a la cazuela. Mézclalo con cuidado y deja cocer un par de minutos más. Cuando lo tengas todo listo para servir, tuesta las rebanadas de pan en el horno hasta que estén bien crujientes. Excepto las rebanadas, recuerda que la caldereta de langosta es mejor si la comes de un día para otro, ya que los sabores se enriquecen entre ellos si ha podido reposar un tiempo. Cuando vayas a comerla, simplemente, vuelve a calentarla, ¡y listo! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Caldereta de langosta

¿Sabes cómo escoger la mejor langosta para tu caldereta de langosta a la menorquina? Anota este sencillo truco. Como te hemos comentado, no hay abundancia de langosta local, sin embargo, es más común y asequible comprar langostas criadas en zonas europeas.  

Para comprar una que te de un buen resultado en una caldereta, deberás elegir una langosta de origen europeo, ya que es mucho mejor. Si no sabes cuál es, puedes preguntar en la pescadería y la podrás distinguir por su color rojo intenso y por una serie de puntos blancos simétricos en la cola. ¿La ubicas? Seguro que la has visto antes. Una vez la tengas, ¡para casa a degustar deliciosas recetas de langosta!  

 

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios