Langosta Thermidor

Hoy cocinamos una receta que es todo un homenaje a una obra de teatro "Thermidor", de Victorien Sardou, que causó tal polémica en la Francia de finales del siglo XIX, que el restaurante "Chez Marie" quiso dedicarle este exquisto plato. Se puede preparar con langosta o bogavante,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas
Langosta Thermidor

Ingredientes

Cómo hacer Langosta Thermidor

  • PASO 1

    Asegúrate que las langostas están vivas. Pásalas por agua y córtalas por la mitad a lo largo. Para hacerlo, empieza por la cola hacia la cabeza. Este mismo plato se puede preparar con bogavante. En este caso, además de asegurarte que tiene las pinzas atadas con una goma antes de manipularlo, para cortarlo, verás que el animal tiene una línea que resigue su cabeza longitudinalmente. Observa que hay otra línea que la atraviesa en forma perpendicular. Clava el cuchillo en el punto en el que las dos líneas se cruzan y corta el animal hasta la cola. Luego corta la parte de la cabeza. Recupera el jugo que suelte la langosta y guárdalo. La langosta no tiene pinzas. No obstante, si usas bogavante, elimina las gomas de las pinzas y golpéalas con la parte opuesta al filo del cuchillo para que se abran. Elimina la parte blanquecina que encontrarás en la cabeza de la langosta. Resérvala.

  • PASO 2

    Salpimenta las langostas y agrégales un chorrito de aceite de oliva. Colócalas en una bandeja que pueda ir al horno y déjalas rustir a 180oC durante 15 minutos con la carne hacia arriba. Retira la carne de las colas y córtala en dados de un centímetro de lado aproximadamente. Si estás optando por el bogavante, elimina la cáscara de las pinzas: acábala de golpear con la base del cuchillo y separa su carne. Córtalas a trozos de igual medida que la de los cuerpos. Resérvalas. Guarda las cáscaras para terminar el plato.

  • PASO 3

    Prepara el relleno: Pon a reducir el vino blanco, el caldo casero de pescado Gallina Blanca y el caldo casero de carne Gallina Blanca; junto con el estragón, el perifollo y la escalonia pelada y cortada a láminas finas. Cuando el líquido se haya reducido y tenga una consistencia cremosa, cuélalo y síguelo reduciendo hasta que esté bien espeso. Reserva la salsa tapada con un papel film para que no se le forme una costra en contacto con el aire.

  • PASO 4

    Prepara la bechamel Gallina Blanca con la leche siguiendo las instrucciones que se indican en el sobre. Mézclala con la salsa reducida y la mostaza en polvo. Rectifica de sazonamiento.

  • PASO 5

    Acabado: Dispón en la base de un caparazón un poco de la salsa anterior. Cúbrela con la carne de la langosta (o del bogavante con sus pinzas). Acaba de cubrir el conjunto con el resto de la salsa. Espárcele por encima el queso rallado. Añádele unos trozos de mantequilla y gratínalas en el horno.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Langosta thermidor

El Truco: la mejor langosta

¿Sabes cómo escoger una buena langosta? ¡Guíate por su origen! De hecho, la mejor langosta que existe es la europea y se puede distinguir fácilmente ya que tiene un color rojo intenso y una seria de puntos blancos y simétricos en la cola. A diferencia de la langosta americana que podrás reconocer por sus manchas blancas en el segundo y sexto anillo de la cola. Por otro lado, la langosta mauritana tiene el caparazón lleno de púas. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

pero de las dos maneras está estupenda. 

En la receta original el marisco se parte por la mitad y se hornea, para que una vez cocido, trocear la carne y colocarla de nuevo sobre los caparazones recubierta de una salsa hecha con bechamel, mostaza y nata. Aunque el plato que te presentamos tiene algunas variaciones para que tenga un sabor muy especial. Pruébalo en una cena romántica con tu pareja, os encantará.

El gran "pero" de la langosta es que los mejores ejemplares tienen un precio muy elevado, así que solo se pueden adquirir en alguna ocasión especial. Puedes prepararlas como la receta de hoy o en una deliciosa caldereta, plato típico de pescadores.