Langosta Thermidor gourmet

Langosta Thermidor gourmet

(4)
  • 20-40 min
  • Difícil
  • 4 personas

La langosta Thermidor, receta para gourmet y para ocasiones muy especiales, es esa receta que se suele preparar para sorprender a alguien, para grandes celebraciones y otras más familiares, pero muy significativas, como las fiestas de Navidad.  

Al tratarse de una receta original de la cocina francesa y una de las recetas de langosta en salsa más exquisitas que se puede hacer con mariscos, generalmente se cree que su elaboración sólo está al alcance de los chefs. Pero no, no es necesario serlo porque la receta de langosta Thermidor que te ofrecemos en esta página es muy fácil de hacer.  

Anímate a preparar la langosta Thermidor para disfrutar de una de las mayores delicias gastronómicas.  

La carne de langosta es, entre los mariscos, de las de menor contenido en grasas, muy rica en vitamina E, ácido pantoténico y minerales, por todo esto se la considera como uno de los alimentos más sanos y saludables que nos ofrece el mar. 

La langosta termidor gourmet que te proponemos aquí, no es la única manera de preparar este marisco de lujo, como se lo considera en las cocinas de una amplia mayoría de países. Las recetas con langosta siempre resultan un manjar apetecible para los paladares más exigentes y una opción culinaria ideal para ocasiones especiales.  

La langosta termidor o Thermidor lleva vino, queso y bechamel. Prepárala siguiendo nuestra receta ¡que también es apta para hacer con la thermomix! y en pocos minutos tendrás lista una de las mejores recetas gourmet, deliciosa y elegante para una celebración bien especial. 

Ingredientes para Langosta Thermidor gourmet

Cómo hacer Langosta Thermidor gourmet

  • Cómo preparar Langosta Thermidor - Paso 1

    Para preparar esta receta de langosta Thermidor lo primero que hay que hacer es cocer las langostas, en nuestra receta lo hacemos al horno, pero también hay quienes para la primera cocción de esta elaboración optan por hacerlo en agua hirviendo con caldo de pescado, algunas hierbas aromáticas, mostaza, y bechamel. Nosotros vamos a poner la langosta a asar en una bandeja de horno, cortada por la mitad. ¡Pero no todavía! Por ahora, condimenta las dos partes con sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. 

  • Cómo preparar Langosta Thermidor - Paso 2

    Ahora vamos con la salsa que acompaña esta receta de langosta Thermidor. Para elaborar la salsa, pon a reducir en una cazuela el vino blanco, el Caldo Casero de Pescado 100% Natural de Gallina Blanca junto con el estragón, el perifollo y las chalotas previamente peladas y cortadas en láminas finas. Esta mezcla la vamos a dejar cociendo a fuego medio durante aproximadamente 20 minutos.  

  • Cómo preparar Langosta Thermidor - Paso 3

    El siguiente paso será dejar lista la bechamel que cubrirá las langostas. Para ello nos vamos a ayudar de Mi Salsa Bechamel Gallina Blanca. Para que te quede perfecta no tienes más que prepararla según las instrucciones que se indican en el sobre. ¡Pero ahí va el secreto! La vamos a disolver con el jugo reducido y colado que hemos hecho en el paso 2. ¡Ya verás qué bien queda! Por último, añade la mostaza, que le dará un punto extra irresistible.  

  • Cómo preparar Langosta Thermidor - Paso 4

    Cuando tu salsa bechamel tenga la consistencia que deseas (y esté como para comérsela a cucharadas) estaremos casi en el punto de cocinar la langosta. ¿A qué cuesta resistirse? Coge la salsa y cubre la langosta previamente cortada y condimentada que tienes en tu bandeja de horno. Puedes ser más o menos generoso con la salsa según cómo te guste más. Por último, añade queso y ve preparando la mesa porque solo necesitas gratinarla 5 minutos a 250º en el horno. Sirve la langosta con alguna hierba para decorar, si te apetece. ¡Y a disfrutar de una exquisitez hecha en casa! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Langosta thermidor gourmet

Como la gran mayoría de los crustáceos, las langostas frescas se cocinan vivas, ya que tanto el sabor como las propiedades de su carne se suelen perder en poco tiempo y con gran facilidad. Para elegir las de mayor calidad debes comprobar que no le falte ningún miembro, que no tengan perforaciones en su caparazón y que cuando las cojas muevan con mucha energía su cola. Estos detalles además te garantizan que son realmente frescas. Lo ideal es que incluso tengan las antenas en perfectas condiciones, pero como son tan frágiles, no es necesario ser tan exigentes.  

Si quieres darle un toque de distinción a la cena o comida sin gastar demasiado dinero, puedes hacer este plato con langostas congeladas. Suelen ser de un tamaño ideal para servirlas como primer plato. De esta manera resuelves una gran parte del menú y quedarás como el mejor chef presentando un plato delicioso y de alta cocina. 

¿Te animas ahora con la receta de langosta al ajillo

 

con langosta congelada

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios