Champiñones a la plancha

(23)

¿Cuántas veces has preparado un plato y, al terminarlo, has tenido la sensación de que le faltaba algo? ¡Con esta receta eso será imposible!

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Champiñones a la plancha

  • Limpia los champiñones quitando la tierra y la parte final. Córtalos en rodajas.

    Puede pasar que, a la hora de cocinar, calculemos mal las medidas y esto nos hace que los platos sean escasos, a veces, insuficientes. ¿Y cuándo viene alguien de improviso a la comida cuando ya lo tienes todo preparado? Pues hoy te traemos una forma muy rápida de solucionarlo. La receta de hoy son unos champiñones a la plancha estupendos para complementar cualquier tipo de plato. Solo tendrás que saltearlos con ajo y perejil y te quedará un acompañamiento genial. 

  • Pela los ajos y quita los tallos de perejil.  Pica el ajo y el perejil y mézclalos con aceite de oliva virgen extra.

    Limpia los champiñones quitando la tierra y la parte final. Córtalos en rodajas. Pela los ajos y quita los tallos de perejil. Pica el ajo y el perejil, mézclalos con aceite de oliva virgen extra. Saltea los champiñones a la plancha, añade una pizca de Avecrem Ajo y Perejil Granulado y cocínalos por ambos lados. Dispone en una fuente, rocía con la mezcla de aceite y decora con unas hojas de perejil. Esperemos que te haya gustado esta receta de champiñones a la plancha.

  • Saltea los champiñones a la plancha,añadir una pizca de Avecrem Ajo y Perejil Granulado y cocínalos por ambos lados.  Dispone en una fuente, rocía con la mezcla de aceite y decora con unas hojas de pe

    Si te ha gustado la receta de champiñones a la plancha, queremos contarte un poco sobre la historia del champiñón. Se aproxima que el cultivo de esta seta se inició en Francia hacia 1650. De hecho, su cultivo empezó casi como un accidente, ya que surgió cuando algunos hortelanos observaron la aparición de hongos comestibles al cubrir el estiércol de las caballerías con arena. En España el cultivo se exportó de Francia y se inició en 1952. En Francia cuando se dieron cuenta del éxito del cultivo del champiñón que había empezado como algo casual intentaron cultivarlo de manera activa tras varios intentos fallidos de cultivarlo al aire libre, los primeros cultivos profesionales se establecieron en las frías y húmedas catacumbas de París. Estas estructuras ofrecían las condiciones ideales para su cultivo debido a su oscuridad y humedad. Esta nueva seta en seguida gustó a los franceses y se introdujo rápidamente en la gastronomía del país. En pocos años ya se servía en los mejores restaurantes de la capital francesa como un aperitivo de lujo. Había nacido el llamado “Champiñón de París”, la que más tarde se convertiría en la seta más famosa y consumida del mundo. Como hemos contado antes, los franceses descubrieron el champiñón casi de casualidad con el estiércol y, debido a esta peculiar casualidad, la germinación del champiñón siempre se relaciona con la presencia del estiércol de caballo. Tanto fue así que durante décadas se creyó que los champiñones se generaban únicamente en este tipo de estiércol y no en cualquier otro. Finalmente, en 1754, el sueco Lundberg inventó la primera estructura artificial en la que podía cultivarse el champiñón todo el año: había nacido la primera champiñonera moderna. Actualmente, es en el país francófono donde su producción es mayor; de hecho, Francia es el cuarto país productor del mundo de champiñones. Actualmente, se cultivan unas 2.380.000 de toneladas al año en el mundo y el primer país productor es China. Cabe decir que en España también se producen bastantes champiñones y que la cifra de toneladas se encuentra sobre los 85.000 al año, principalmente en La Rioja, Cuenca y Albacete. Como muchas de las setas, algunas parecidas a los champiñones ya existían en épocas muy antiguas y son anteriores a la aparición del hombre. Ahora que ya conoces un poco más sobre los champiñones vamos con el rico plato de hoy. Con muy poco tiempo, estos champiñones harán de tu receta, un plato redondo. ¡Buen provecho! ¿Sabías que los champiñones también se pueden hacer al microondas? Si los pones cinco minutos a máxima potencia con un poco de Avecrem, ¡te quedarán muy sabrosos! Pero seguro que también te gusta un buen champiñón a la plancha.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Champiñones a la plancha

El Truco: más sabor

 

Para conseguir que tus setas a la plancha resulten más sabroso puedes rociarlas con aceite, ajo y perejil directamente cuando están en la plancha. También obtendrás un olor y sabor más intensos.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana