Rollitos de pollo

Hay platos que los cocinamos más que otros, ya sea por su sabor, su facilidad para cocinarse o porque son una solución fácil y gustosa para las comidas del día a día. Este podría ser el caso de las pechugas de pollo a la plancha. Por eso, hoy queremos que las hagas pero de una manera diferente,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Rollitos de pollo

  • Corta la pechuga de pollo en rodajas no muy finas, después elimina cualquier hilo de grasa de la carne.

    PASO 1

    Corta la pechuga de pollo en rodajas no muy finas, después elimina cualquier hilo de grasa de la carne.

  • Rellena cada pechuga de pollo con 1 pedazo de queso, media loncha de jamón y 1 hoja de salvia. Dobla la carne junto con las ramitas de romero.

    PASO 2

    Rellena cada pechuga de pollo con 1 pedazo de queso, media loncha de jamón y 1 hoja de salvia. Dobla la carne junto con las ramitas de romero.

  • PASO 3

    En una sartén, cocina la pechuga de pollo con aceite de oliva y el Avecrem durante 10 minutos. Sazona con pimienta y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Rollitos de pollo

El Truco: cierra los rollitos con las ramitas de romero

En vez de usar un palillo para cerrar la carne, utiliza las ramitas de romero. De este modo, además de cumplir esta función, el pollo será mucho más aromático y su presentación en el plato aún más agradable.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

igual de sencilla y rápida, pero con un punto de creatividad, ¿qué te parece?

De hecho, basta con que rellenes las pechugas con el queso, el jamón cocido y salvia, y cierres el rollito con una ramita de romero, lo que le dará mucho más aroma al plato. Luego solo queda pasarlas por la paella y ¡a comer! Como ves estos rollitos de pollo son un segundo plato divertido, vistoso y con un sabor sin igual. 

Si quieres hacer que tus platos luzcan más preséntalos, si se prestan, en forma de rollito. Verás como cambian y apetecen mucho más. Por ejemplo, la col es una verdura que no suele tener muchos partidarios, pero si la preparas en estos rollitos de col rellenos de mijo nadie se podrá resistir.