revuelto de setas frescas

(43)
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes para revuelto de setas frescas

Cómo hacer revuelto de setas frescas

  • Para la receta de hoy vamos a hacer un sencillo a la par que delicioso revuelto de setas. Como podrás comprobar, este plato es muy fácil de confeccionar, pero aun así te vamos a dar algunos trucos para que te quede perfecto. Antes de explicarte las técnicas que puedes utilizar para que te quede un revuelto de setas que deje a tus invitados con la boca haciendo agua queremos hablarte de su base. Como pasa con muchos platos sencillos, dominar la base de este es fundamental para que nos quede muy rico. Para esta parte, más que por los ingredientes que tienen que estar en perfecto estado, se trata de conseguir la textura deseada. Para empezar con buen pie el revuelto de setas perfecto, lo primero que deberás hacer es coger los ajos y cortarlos lo más fino que puedas, para ello te sugerimos que lo hagas cortando unas láminas con un cuchillo de mucha precisión. Una vez tengas los ajos con la textura perfecta, será momento de pasar a las setas las cuales también tendrás que trocear, aunque en este caso con cortarlas en cuatro partes sería suficiente. Finalmente, tendrás que pasar a los huevos para pasar a separar las yemas de las claras. Reserva dichas yemas en un bol, así como también los otros tres huevos. Para las setas, o más habitual es que se usen champiñones o portobello.

  • Como curiosidad queremos contarte un poco sobre la historia del champiñón. Se aproxima que el cultivo de esta seta se inició en Francia hacia 1650. De hecho, su cultivo empezó casi como un accidente, ya que surgió cuando algunos hortelanos observaron la aparición de hongos comestibles al cubrir el estiércol de las caballerías con arena. En España el cultivo se exportó de Francia y se inició en 1952. En Francia rápidamente se dieron cuenta del éxito del cultivo del champiñón que había empezado como algo casual e intentaron cultivarlo de manera activa tras varios intentos fallidos de cultivarlo al aire libre, los primeros cultivos profesionales se establecieron en las frías y húmedas catacumbas de París. Estas estructuras ofrecían las condiciones ideales para su cultivo debido a su oscuridad y humedad.

  • Ahora que ya conoces estas curiosidades seguimos con la receta de setas con huevo. Cuando tengas los huevos revueltos de setas, podrás añadirles una pizca de sal, antes de empezar a batir hasta que queden de forma homogénea. Cuando hayas hecho este paso se reserva y en una sartén calienta el aceite a fuego medio. Ve sofriendo los ajos y antes de que se doren echar las setas. Ve removiendo de vez en cuando para que nada se pegue. ¡Ya casi estamos! Cuando observes que las setas han reducido su tamaño, será momento de añadir un poco de pimienta negra. Este paso es al gusto, pero te lo recomendamos para añadir un extra de sabor a tu revuelto, puedes añadirle también pimienta multicolor. Baja la temperatura y vierte los huevos, será momento entonces de ir removiendo con una cuchara de madera. A continuación, espera que todo esté bien mezclado y con la textura deseada. ¡Ya es momento de servir! Síguenos para más recetas de revueltos.

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana