Potaje de cuaresma

(18)

La Semana Santa se acerca, pero antes existe un tiempo de preparación, meditación y reflexión: la cuaresma. Entre las prácticas cuaresmales más extendidas está el no consumo de productos cárnicos los domingos. Por eso, tenemos una receta muy especial para estos días: potaje de cuaresma.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas
Potaje de cuaresma

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Potaje de cuaresma

  • Paso uno potaje de cuaresma

    PASO 1

    ¿Todo a punto para comenzar a preparar un delicioso potaje de vigilia? Para que tu potaje de cuaresma esté repleto de sabor, te recomendamos que primero rehoges ligeramente la cebolla picada, junto con los ajos y el laurel. No dejes que cojan color, hazlo a fuego medio para que simplemente suelten todos su aroma en la cazuela en la que vas a seguir cocinando tu delicioso potaje de vigilia.

  • Segundo paso potaje de cuaresma

    PASO 2

    Agrega el pimentón y los garbanzos, cocinándolos a fuego medio. Moja todos los ingredientes con el Caldo de Pescado Casero Gallina Blanca hasta cubrirlos y tapa la cazuela. Esto, permitirá que todas las notas aromáticas de cada ingrediente se mezclen durante la cocción, lo que aumentará y hará todavía más delicioso esta receta de potaje de Semana Santa.

  • Tercer paso potaje de cuaresma

    PASO 3

    A fuego suave, hierve todos los ingredientes durante 10 minutos. Deja que el chup chup vaya cocinando todos los ingredientes, relájate y disfruta del proceso. Pasado ese tiempo, añade las espinacas, el bacalao y el huevo duro. Cocina todo durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, dale un ratito al guiso para que repose. Estos minutos de descanso permitirán a los sabores combinarse, lo que hará de tu potaje de cuaresma un plato irresistible para esta semana de Pasión. Una vez pasado ese tiempo, ¡ya está listo para servir!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Potaje de cuaresma

La Semana Santa se acerca, pero antes existe un tiempo de preparación, meditación y reflexión: la cuaresma. Entre las prácticas cuaresmales más extendidas está el no consumo de productos cárnicos los domingos. Por eso, tenemos una receta muy especial para estos días: potaje de cuaresma.

La Cuaresma es el periodo de 40 días que separa el Miércoles de Ceniza de la misa de la Cena del Señor, en la tarde del Jueves Santo.  Durante este tiempo, los fieles católicos se preparan espiritualmente, para lo que celebran el perdón, la misericordia y la reflexión mediante diferentes actos expiatorios. No sólo afectan a la comida, también a los colores usados durante las liturgias, que pasan del blanco al morado; color del duelo y la penitencia.

Pero, por qué cuarenta días. Se fijó este número de días como un recordatorio de múltiples eventos bíblicos, como los 40 días de diluvio universal. También simbolizan los 40 días que Jesús vagó por el desierto, como los 40 años de vagabundéo de los judios a través de los áridos eriales de Judea. El es un número cargado de significado para la religión católica, por lo que estos cuarenta días son muy importantes para los seguidores del catolicismo. De esta manera, nosotros te damos una opción para que enfrentarte a la abstinencia sin que eso sea un martirio.

Que no haya que comer carne durante estos días en los que la mente y el cuerpo se preparan para la Semana Santa, no significa que no se pueda disfrutar de platos sabrosos y muy nutritivos. Así que, para que no te acuerdes de la ternera, del jamón ni del chorizo, te traemos un potaje de semana santa a base de bacalao, con garbanzos y espinacas.

Está riquísimo, lleno de sabor y con las todas las propiedades nutritivas de un buen potaje, pero sin carne. Mucho más sano e igual de rico. Además, nuestro Caldo Casero de Pescado que usamos como base líquida para cocinar el potaje queda estupendo con el bacalao.

Así que no esperes al último domingo de Cuaresma para preparar este riquísimo potaje de Cuaresma, por que te aseguramos que pasará a ser un básico de tu cocina más allá de estas fechas.

 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

La Cuaresma es el periodo de 40 días que separa el Miércoles de Ceniza de la misa de la Cena del Señor, en la tarde del Jueves Santo.  Durante este tiempo, los fieles católicos se preparan espiritualmente, para lo que celebran el perdón, la misericordia y la reflexión mediante diferentes actos expiatorios. No sólo afectan a la comida, también a los colores usados durante las liturgias, que pasan del blanco al morado; color del duelo y la penitencia.

Pero, por qué cuarenta días. Se fijó este número de días como un recordatorio de múltiples eventos bíblicos, como los 40 días de diluvio universal. También simbolizan los 40 días que Jesús vagó por el desierto, como los 40 años de vagabundéo de los judios a través de los áridos eriales de Judea. El es un número cargado de significado para la religión católica, por lo que estos cuarenta días son muy importantes para los seguidores del catolicismo. De esta manera, nosotros te damos una opción para que enfrentarte a la abstinencia sin que eso sea un martirio.

Que no haya que comer carne durante estos días en los que la mente y el cuerpo se preparan para la Semana Santa, no significa que no se pueda disfrutar de platos sabrosos y muy nutritivos. Así que, para que no te acuerdes de la ternera, del jamón ni del chorizo, te traemos un potaje de semana santa a base de bacalao, con garbanzos y espinacas.

Está riquísimo, lleno de sabor y con las todas las propiedades nutritivas de un buen potaje, pero sin carne. Mucho más sano e igual de rico. Además, nuestro Caldo Casero de Pescado que usamos como base líquida para cocinar el potaje queda estupendo con el bacalao.

Así que no esperes al último domingo de Cuaresma para preparar este riquísimo potaje de Cuaresma, por que te aseguramos que pasará a ser un básico de tu cocina más allá de estas fechas.

 

A fuego suave, hierve todos los ingredientes durante 10 minutos. Deja que el chup chup vaya cocinando todos los ingredientes, relájate y disfruta del proceso. Pasado ese tiempo, añade las espinacas, el bacalao y el huevo duro. Cocina todo durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, dale un ratito al guiso para que repose. Estos minutos de descanso permitirán a los sabores combinarse, lo que hará de tu potaje de cuaresma un plato irresistible para esta semana de Pasión. Una vez pasado ese tiempo, ¡ya está listo para servir!