pollo guisado en amarillo

(4)

Esta receta de pollo guisado en amarillo preparado con la olla exprés es facilísima y el resultado está para chuparse los dedos. ¿No tienes olla exprés? ¡Ningún problema! Te contamos cómo adaptarla. 

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 2 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer pollo guisado en amarillo

  • Pollo guisado en amarillo Paso 1

    Empezamos picando el ajo pequeñito. Corta ambos cabos y retira la piel. Corta primero en tiras a lo largo y luego gira el ajo y corta hacia el otro lado para quedarte con unos cubitos pequeños. Pica con el cuchillo cebollero, haciendo cortes por encima del ajo ya cortado, para conseguir unos cubitos más pequeños. Reserva el ajo picado. Pela las patatas con un pelador de verduras y luego corta a rodajitas de medio centímetro más o menos. Reserva las rodajas de patata.

  • Pollo guisado en amarillo Paso 2

    En la olla exprés, pon los muslos de pollo y, encima, los ajos picaditos, la pimienta blanca molida, el clavo, la hoja de laurel y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Cubre todo con el vino blanco para repartir bien las especies por encima de la carne. Luego añade también las patatas a rodajas y el azafrán. Tapa la olla y pon al 2 durante 15 minutos a fuego fuerte. ¡Ya estará listo tu pollo guisado en amarillo en olla exprés!

  • Si vas a preparar este pollo guisado en amarillo con una olla tradicional, empieza sofriendo el ajo, las patatas, luego añade el pollo y todas las especies y sofríe un poquito más todo junto para que los ingredientes vayan soltando los aromas. Añade el vino para desglasar. Cubre todo con caldo y deja cocer hasta que las patatas estén blandas y el pollo esté completamente cocido, aproximadamente unos 40 minutos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo guisado en amarillo

Te contamos algunas formas de modificar esta receta de pollo guisado en amarillo para hacerla exactamente a tu gusto. Primero, si no te gusta especialmente el sabor del azafrán, o no tienes en casa en ese momento, puedes sustituirlo simplemente por un poquito de colorante alimentario, del que usamos a veces para dar color a la paella. Así conseguirás el color sin modificar el sabor del guiso.

También puedes añadir algunas zanahorias cortadas a rodajitas para darle un sabor más suave y dulce al guiso. Te lo recomendamos especialmente si vas a prepararlo para peques, ¡les encanta el sabor de la zanahoria guisada!

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana