Pollo guisado con apio y arroz

(5)

¡Qué buenos están los guisos! Son ese tipo de recetas suculentas, llenas de cariño, con mucho sabor y que reconfortan en cualquier momento. Y este pollo guisado con apio y arroz no es ninguna excepción. ¡Toma nota!

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Pollo guisado con apio y arroz

  • Primer paso pollo guisado con apio y arroz

    Empezamos esta receta de pollo guisado con apio y arroz preparando las verduritas. Primero, nos ponemos con los dientes de ajo. Los pelamos y los laminamos con un cuchillo fino. Después de cortar el ajo te recomendamos lavar bien el cuchillo bajo el chorro de agua, simplemente deja correr el agua alrededor del cuchillo durante unos 20 segundos. Seguimos con el apio separando los tallos uno a uno. Hacerlo es supersencillo, sostenemos uno y tiramos de la parte de abajo hasta que se suelte, quedándonos con el tallo en la mano y lo limpiamos bien con un chorro de agua fresquito. Luego, corta las partes blancas inferiores del tallo para quedarnos solo con toda la rama verde. Pélala con un pelador quitando todos los hilitos que nos puedan molestar a la hora de comer. Y nada, solo queda cortarlo en trocitos muy pequeños, para lo que te aconsejamos que hagas tiras longitudinales haciendo cuatro cortes que nos darán tiras delgadas, que luego cortaremos horizontalmente para tener estos trocitos perfectos para que se cocinen. Finalmente troceamos los muslos de pollo a trozos medianos y los salpimentamos. Y ahora sí, nos ponemos manos a la obra.

  • Segundo paso pollo guisado con apio y arroz

    Ahora rehoga los ajos laminados en una cazuela al fuego con un chorrito de aceite, y cuando estén doraditos añade los muslos troceados. Después incorpora el apio troceado, deja cocinar un par de minutos más e incorpora el arroz. En cuanto al arroz, ten en cuenta que puedes usar arroz blanco tradicional. Pero si lo prefieres, es igualmente posible prepararlo con arroz basmati. Lo único que debes saber es que la cocción del basmati es más corta y el sabor de nuestros muslitos de pollo no se extenderá tanto. Si eres de los que son más fan del arroz integral, es un poco más sano y contiene mucha fibra. Como siempre, a tu elección y lo que más te apetezca.

  • Encaramos ya la recta final. Mientras pasan esos dos minutitos, ve poniendo un cazo con agua a hervir y desmenuza la pastilla de Avecrem. Luego añade este caldo hecho con el agua y la pastilla a la cazuela y deja cocinar 15 minutos más. A continuación, añade los guisantes, la almendra en polvo, remueve bien con una espátula de madera y espera 5 minutos. Es importante que se queden bien los sabores. Finalmente, incorpora el perejil picado y apaga el fuego. ¡Y lo tenemos! Toca saborear un buen guiso que entra de maravilla en los días en los que hace un poco de frío. ¡No hay mejor si lo que quieres es entrar en calor! Sírvelo y prepárate para disfrutar de una buena comida para ti o los tuyos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo guisado con apio y arroz

¿Quieres darle un toque especial a tus guisos? ¡Toma nota! Añade un poquito de azafrán y así tu guiso será aún más sabroso y aromático.

 

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana