Lomo al Ajillo

El lomo, junto con el solomillo, es una de las partes menos grasas del cerdo. De hecho, tiene prácticamente las mismas calorías, grasa y colesterol que el pollo.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Lomo al Ajillo

  • Cómo preparar Lomo al Ajillo- Paso 1

    PASO 1

    Primero, corta el lomo en dados o tiras pequeñas. Pela 7 u 8 ajos y pícalos muy pequeños.

  • Cómo preparar Lomo al Ajillo- Paso 2

    PASO 2

    Pon el lomo en una sartén grande con aceite de oliva y cuécelo a fuego medio-alto. Cuando esté en su punto, añade los ajos picados y rehógalos sin dejar que se frían.

  • Cómo preparar Lomo al Ajillo- Paso 3

    PASO 3

    Añade el laurel y la pimienta junto al vino y el vaso de agua, procurando que quede cubierto. Seguidamente, espolvorea con la pastilla de Avecrem Dúo Guisos de Carne y baja el fuego para que evapore el alcohol.

  • PASO 4

    Cuando haya evaporado el alcohol, sube el fuego para que reduzca el vino durante un par de minutos. Baja después el fuego y deja hervir el lomo en su propio jugo unos 10 minutos. Prueba la salsa y añade más vino o agua si lo crees necesario para que quede a tu gusto.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lomo al ajillo

El Truco: que no repita el ajo

El corazón del ajo es la parte que tiene más potencia de sabor, así que, si queremos que nuestra receta tenga el toque del ajo sin que nos repita, quítale los corazones. ¡Ya verás que rico te queda!

que no repita el aj
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Una de las formas más típicas de prepararlo es a la plancha, pero lo cierto es que a veces de este modo queda un poco seco. En cambio, cocinar el lomo al ajillo como te proponemos en esta receta queda sabrosísimo.

En unos 20 minutos puedes tener a punto un plato delicioso, con el que seguro que disfrutarán tanto pequeños como mayores. Si quieres combinarlo con un acompañamiento ligero, puedes servirlo con arroz hervido o, si prefieres algo más contundente, añádele unas patatas y unos pimientos verdes fritos. ¡Qué aproveche!

Lomo al ajillo, un plato tradicional y sencillo

No hacen falta muchos ingredientes para cocinar platos excepcionales. Un buen ejemplo de ello es la receta de hoy, lomo con ajos, simple y deliciosa, que se elabora en pocos minutos y que lo más seguro es que te saque de más de un apuro. Además, tampoco necesita guarniciones ostentosas, ya que queda ideal acompañada por unas patatas fritas o una ensalada fresca.

Lo bueno del lomo al ajillo es que utiliza una de las partes de la carne de cerdo más gustosas y agradecidas. Es la pieza que se sitúa junto al espinazo y debajo de las costillas del animal, y tiene una forma cilíndrica. Se puede cocinar de muchas maneras, en platos y en tapas, pero es adobado cuando resulta mucho más sabroso. Otras formas de elaborarlo, además de este lomo con ajos y vino blanco, es a la plancha o frito. También queda riquísimo como ingrediente estrella de un completo bocadillo o relleno con verduras, por ejemplo. ¡Está delicioso de todas las maneras!

Y la razón está en que su sabor es realmente exquisito. Pero no solo eso, porque comer lomo de cerdo al ajillo o en otras elaboraciones también tiene muchos más beneficios. Es una buena fuente de nutrientes y es una parte baja en grasa, colesterol y calorías, lo cual es perfecto ya que se ajusta a todo tipo de paladares. Eso sí, para conservar estas características se tienen que cuidar los métodos de cocción.

Esta es una de las partes más apreciadas de este animal, pero mentiríamos si dijéramos que es la única. Porque del cerdo se aprovecha todo, ¿verdad? Lo llevamos consumiendo desde la antigüedad, y aunque a veces ha pasado por épocas de mala fama lo cierto es que es muy conveniente comerlo de forma regular.

¿Qué nos aporta consumir carne de cerdo? Es una carne magra y muy rica en potasio, hierro, proteínas y selenio. Sus grasas son saturadas y monoinsaturadas, una grasa buena que está presente en una cantidad mayor a la de otras carnes. También contiene ácidos grasos omega 3, indispensables para el buen funcionamiento del sistema nervioso, para prevenir enfermedades cardiovasculares y disminuir la presión arterial. Así como vitamina B1 y B12. Además, si optamos por el cerdo ibérico notaremos una notable diferencia en su sabor, al estar alimentado con bellotas y criado en el monte. Con lo que la receta de filetes de lomo al ajillo te quedará estupenda. Pero si no se ajusta a tu bolsillo, no te preocupes porque queda deliciosa igual con la carne de cerdo blanco.

Por otro lado, es muy importante mantener siempre fresca la carne reservándola en la parte más fría del frigorífico. Aunque si no sabemos cuándo vamos a hacer este lomo al ajillo en salsa lo mejor es que lo congeles y se te conservará durante cuatro meses.

Cómo cocinar un apetitoso lomo en salsa al ajillo

Lo primero es cortar el lomo en dados o tiras pequeñas. Cuando ya lo tengas hecho pela 7 u 8 ajos y pícalos muy pequeños. A continuación, pon el lomo en una sartén grande con aceite de oliva y cuécelo con el fuego medio-alto. Cuando veas que ya está al punto, incorpora los ajos picados y rehógalos sin que se enfríen. Agrega también el laurel y la pimienta junto con el vino y el vaso de agua asegurándote que el conjunto queda bien cubierto. Después espolvorea con Avecrem Dúo Guisos Carne y baja el fuego para que se evapore el alcohol.

Una vez se haya evaporado, sube el fuego para reducir el vino durante unos minutos. Baja entonces el fuego y deja que el lomo hierva en su propio jugo unos 10 minutos. Prueba la salsa, y añádele más vino o agua hasta que consigas que quede a tu gusto. ¿Qué te ha parecido esta receta de lomo al ajillo? ¿Fácil, verdad?

Filetes de lomo en salsa

Si te ha gustado la receta de hoy, te invitamos a probarla en otra versión igual de sencilla y exquisita. Ya verás que con esta propuesta tampoco te vas a pasar mucho tiempo en la cocina y que la podrás tener lista en muy poco tiempo. En este caso los filetes de lomo se acompañan de champiñones y se le añade al plato un poco de coñac para aromatizarlo y darle un toque delicado. ¿Quieres saber cómo se hace?

Basta con calentar el aceite y rehogar los champiñones. Después corta la carne en tiras, calienta el aceite y fríe la carne hasta que quede dorada y tierna. A continuación, baja el fuego e incorpora los champiñones. Desmenuza la pastilla de Avecrem y repártela bien por encima. Añade el coñac, flamea, y agrega la nata. Mezcla bien y ya puedes servir el plato decorado con perejil.

Pero si no quieres renunciar al sabor tan particular e irresistible que solo los ajos saben dar a platos como estos, te proponemos preparar la receta de hoy cambiando el lomo por el solomillo. Prepararla es bien sencillo. Tan solo necesitas pasar los filetes de solomillo salpimentados por la plancha con un poco de aceite. Resérvalos. A continuación, en un sartén añade un poco de aceite, la manzanilla y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Dale un hervor y mete en esa salsa los filetes y los dientes de ajo pelados y chafados. Tapa bien y deja que se haga todo junto hasta que la carne quede bien tierna. 

Esperemos que disfrutes cocinando y comiendo la receta de hoy y las otras propuestas que encontrarás en nuestra web.

Si te apetece, puedes cambiar el lomo de esta receta por otro tipo de carne, como conejo, pollo o pavo según tus preferencias. ¡Seguro que te queda igual de rico!