Entrecot a la pimienta

()

Un entrecot a la pimienta es uno de los platos más clásicos con los que acertar en una buena comida familiar. ¡Una salsa sabrosa y una carne jugosa harán las delicias de los más exigentes!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto entrecot a la pimienta

Ingredientes

  • Caldo Casero de Carne 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Entrecot a la pimienta

  • Primer paso entrecot a la pimienta

    Para empezar a cocinar este entrecot a la pimienta verde tendrás que empezar templando la carne. Es muy sencillo, simplemente saca tus filetes de carne del frigorífico y déjalos que se atemperen. Esto lo que va a hacer es que empecemos a cocinarlos desde una temperatura cercana a los 30º lo que va a permitir que la carne suelte más jugos y quede mucho más tierna y sabrosa a parte de que vaya ganando palatabilidad de cara a cocinarlo y que alcance una buen punto de cocción. Alcanzada esta temperatura más templada, unta con aceite y espolvorea con pimienta blanca los entrecots. Deja que macere durante unos minutos para que vaya cogiendo sabor. Calienta la sartén o una cazuela baja, lo que sea más cómodo para ti y añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y deja que vaya cogiendo calor. Cuando esté bien caliente marca los entrecots por ambos lados y flambea con el coñac. Una vez el fuego se apague, el alcohol se habrá evaporado y dejado un delicioso sabor ahumado en la carne, así que ya puedes sacarla del fuego y reservarlos para siguientes pasos. Puedes usar esta técnica en otras recetas con carnes como por ejemplo en una deliciosa receta de entrecot al Café París.

  • Segundo paso entrecot a la pimienta

    Aprovecha el saborcito que habrá dejado la grasa de los entrecots y en la misma olla o sartén en la que hayas cocinado la carne, rehoga las chalotas. Para ello, añade un chorrito de aceite, muy poco, y pon 25 g de mantequilla para que se derrita. Cuando la mantequilla esté dorada y fundida, añade las chalotas y ve cocinándolas. La mantequilla es una opción perfecta para darle sabor a verduras como las cebollas, así que si tienes que rehogarlas y quieres darles un poco de sabor como en el caso de una receta de solomillo de cerdo a la pimienta o un solomillo de ternera a la pimienta. Una vez las chalotas tengan un poco de colorcito, añade las zanahorias y los ramilletes de brócoli y cocina durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, vierte un chorro de brandy cubre con el caldo de carne. Una vez rompa a hervir, espera hasta que las zanahorias estén al dente y reserva para siguientes pasos del entrecot a la pimienta.

  • Tercer paso entrecot a la pimienta

    Y ahora, prepara la salsa. Para ello, hierve agua con 15 g de mantequilla y vierte el contenido del sobre de Mi Salsa Pimienta verde y liga bien la salsa con unas barillas manuales durante tres minutos. Ahora, sólo te queda servir la carne junto a la salsa y las verduritas. Con esto, ¡ya lo tendrás listo! Lo bueno de esta receta es que se puede hacer con casi cualquier tipo de carne como esta riquísima receta de escalopines de cerdo a la pimienta. Fácil, sencillo y superrico, ¡seguro que no te decepciona!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Entrecot a la pimienta

Si la carne te gusta muy poco hecha, prepara primero la salsa y resérvala. Prepara las verduras y guárdalas y en el último momento prepara la carne, sin flamear, y sirve con la salsa. Si te gustan los champiñones, incorpóralos también junto con el resto de las verduras, ¡le darán sabor a la receta!

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana