Cómo puedo quitar el sabor a pimienta en una comida

Para corregir un sabor picante tienes varias opciones. Por un lado, añadir el sabor que lo corrige, es decir, el ducle. Esto puede ser añadiendo azúcar o algún sirope al guiso. Sin embargo, no todos los guisosn aceptan este tipo de sabores. Un truco casero para poder rebajar el sabor picante una vez te lo has tragado es con un buen vaso de leche, así que también es un remedio contra el picante en la comida. Según el plato puedes añadir leche, yogur griego, nata, mantequilla o leche de coco. Los frutos secos pueden ser otra opción para contrarrestar un exceso de picante en forma de crema de cacauete, tahini -que no es más que una crema árabe de sésamo tostado. o almendras trituradas. Si consideras que tu guiso puede ganar añadiendo un poquito de zumo de limón, adelante porque también es una opción perfecta para contrarrestar el sabor picante en las comidas. En cambio, si estamos hablando de quisos on procesos de cocción algo largos y con grandes cantidades de líquido, aumenta dicha cantidad para diluir el picante, o si puede quedar bien una patata, echa un par de patatas pequeñas a la cazuela; absorberán el picante.