Cabrito guisado al estilo casero

(70)
  • > 60 min
  • Media
  • 6 personas

Ingredientes para Cabrito guisado al estilo casero

Cómo hacer Cabrito guisado al estilo casero

  • Cuando Navidad está a la vuelta de la esquina, nos apetecen recetas un tanto más festivas ricas y que tampoco sean muy difíciles de preparar. Durante las fiestas es normal tener muchas celebraciones a las que tener que atender o incluso puede ser que nosotros mismos seamos los anfitriones. Hoy os traemos una receta que puede servir para una de estas ocasiones. No es un plato demasiado pomposo, pero puede dar el pego para una de aquellas comidas de navidad en las que tampoco queremos comer demasiado. Además, cuando hayas perfeccionado cómo hacer esta receta, verás que te será muy fácil y deliciosa incorporar a tus menús diarios. Estamos hablando del cabrito. En concreto queremos mostraros una receta de cabrito guisado al estilo casero. Esta receta va a transportarte a ti i a tus invitados a esas comidas y cenas tan ricas que preparaban antaño tus abuelas, es un plato que lo tiene todo, combina la tradición con una comida fácil de preparar además de reconfortante. Dicho esto, ¿nos acompañas a conocer esta maravillosa receta?

  • Vamos a empezar por trocear el cabrito. Puedes pedir que lo hagan en tu carnicería de confianza, sin embargo, si te decantas por hacerlo tú, verás que también es muy sencillo. Una vez lo tengas bien troceado adóbalo con una pastilla de Avecrem carne o Avecrem verduras, te lo dejamos a tu gusto. Déjalo una hora adobándose para que coja bien el sabor de los condimentos de las pastillas de Avecrem. Pasado ese tiempo, dóralo en aceite y colócalo en una cacerola. Mientras estás dejando que el adobo penetre puedes ir picando las verduras. Una vez las tengas bien troceadas, dóralas hasta que cojan color y añádelas sobre la carne. Ahora será momento de hacerlo al horno unos veinte minutos. De vez en cuando ve volteando los trozos para que se hagan de igual manera por todas las partes, no obstante, con cuidado de no romperlos.

  • Sigamos con el cabrito guisado. Una vez hayan pasado estos diez minutos, se añade el vino, las hierbas aromáticas y la sal. Se deja hacer muy lentamente. Ten en cuenta que la carne del cabrito es muy tierna. Esto tiene muchos beneficios, ya que la vas a notar más jugosa y, por ejemplo, a los más pequeños de la casa les va a ser fácil de comer, ya que no se va a encontrar astillas; pero esto también significa que tienes que controlar más sus tiempos de cocción. Para terminar esta receta de cabrito al horno de la abuela, se fríen las patatas un poco y, antes de que finalice de hacerse la carne, se añaden para que termine de hacerse con esta. Aparta un poco los trozos de cabrito para hacer sitio a las patatas y que así ni la carne ni estas se deshagan. A partir de ese momento, no se mueven los alimentos salvo que se haga girar un poquito la cacerola sobre el fuego. Y con esto ya estaría esperemos que te haya gustado esta riquísima receta de cabrito guisado al horno y que te animes a probarla. ¡Ya nos dirás si te ha gustado si lo haces! Síguenos para más recetas de cabrito.

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana