¿Puedo hacer alioli casero sin mayonesa?

Hay veces que hacer un alioli casero es más difícil de lo que parece a simple vista. Tienes varias formas de hacerlo, pero nosotros te vamos a recomendar dos.

Por un lado, vamos a por la receta más tradicional de alioli, en la que sólo vas a necesitar, tres dientes de ajo y aceite. Ponlos en un mortero, y maja primero los dientes de ajo, cuando estén ligeramente triturados, ve añadiendo poco a poco un chorrito constante de aceite. Bate siempre con la macilla hacia el mismo lado, hasta que el aceite vaya emulsionando.

Existe otra forma de hacer alioli casero, aunque será más parecido a una mayonesa de ajo. Para hacerlo, ten a mano un huevo, tres o cuatro dientes de ajo, aceite, sal y vinagre. Pon en el vaso de la batidora todos los ingredientes -con los ajos pelados, no se te olvide-, introduce el vaso de la batidora hasta el fondo del vaso y dale caña a la batidora. No levantes el brazo hasta que no veas que todo comienza a emulsionar. Cuando se haya creado una masa líquida y blanca, sube y baja poquito y con cuidado el brazo para meter un poco de aire en la mezcla. Y listo, ya tienes un delicioso alioli.