Bocaditos de pollo con ciruelas pasas y dátiles

(4)

Una de las carnes más consumidas en nuestra mesa es el pollo. Y quizá la razón se encuentre en su versatilidad, porque la verdad es que es una carne que se adapta con facilidad a una gran variedad de elaboraciones y cocciones.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Bocaditos de pollo con ciruelas pasas y dátiles

  • PASO 1

    Quita toda la grasa del pollo y córtalo en tiras muy finas.

  • Retira los huesos a los dátiles y córtalos en trozos pequeños.

    PASO 2

    Retira los huesos a los dátiles y córtalos en trozos pequeños.

  • PASO 3

    Corta las ciruelas. En un wok, saltea el ajo, añades los bocados de pollo, luego las ciruelas y finalmente los dátiles. Deja freír el conjunto y continúa la cocción con el Caldo Casero de Carne 100% Natural Gallina Blanca por lo menos durante 10 minutos. Antes de terminar la cocción, puedes añadir semillas de sésamo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Bocaditos de pollo con ciruelas pasas y dátiles

El Truco: un pollo más sabroso con pasas

Las pasas son un ingrediente exquisito que le da a nuestros platos un toque exótico y agridulce únicos. Por eso no es casual que se utilice en esta receta, ya que es perfecta para el pollo. Al añadirlas en la cocción su sabor impregnará la carne y lo cierto es que se nota la diferencia.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Sin embargo, hay algunas que le sacan más provecho que otras.

Un ejemplo es la receta de hoy: bocaditos de pollo con ciruelas pasas y dátiles. Al combinar esta carne con los sabores dulces de las pasas y los dátiles impregnan de sabor los trocitos de pollo y queda un plato delicioso. Además al servirlo se le añade semillas de sésamo con un aroma tostado riquísimo. ¿Te apetece probarlo?

Y si te sobran pasas mejor que mejor porque hay muchos platos en los que puedes sacarle un gran partido. Una muestra: arroz con salchichas y pasas, condimentado con sofrito y queso rallado. ¿Apetitoso, verdad? ¡Pruébalo!