aceitunas machacadas aliñadas

(63)
  • > 60 min
  • Media
  • 8 personas

Si te haces esta receta de aceitunas machacadas aliñadas... ¡las tendrás en todos los vermús!

Ingredientes para aceitunas machacadas aliñadas

Cómo hacer aceitunas machacadas aliñadas

  • Hoy la cosa va de aceitunas. En el artículo de hoy te mostraremos como hacer unas deliciosas aceitunas machacadas aliñadas que irán fenomenal para tus aperitivos y para ofrecer a tus huéspedes. ¿Quieres saber más curiosidades sobre este fruto tan mediterráneo? ¡Sigue leyendo para aliñar aceitunas! La historia de las aceitunas empieza muchos siglos atrás. Como sabrás son el fruto del olivo, un árbol típicamente muy mediterráneo el origen del cual se cree que se remonta a la Asia Menor del siglo IV A.C. Este árbol se adapta muy bien al clima y fue gracias a esto que fenicios y griegos lo expandieron por todo el litoral. Sin embargo, fueron más tarde los romanos quienes popularizaron su cultivo y lo convirtieron en un emblema mediterráneo junto al trigo y el viñedo. Del olivo se cosechan las aceitunas y los romanos las utilizaban incluso como postre y también su aceite con usos medicinales. Para griegos y romanos el olivo tenía un significado divino asociado a la fundación de Atenas. El mito dice que Poseidón y Atenea se disputaron una colonia ofreciendo cada uno un regalo a sus habitantes. Atenea ganó a Poseidón cuando hizo crecer un olivo que daría frutos y prosperidad a todos los habitantes de la colonia. Fue entonces cuando se convirtió en un árbol sagrado símbolo de sabiduría, fertilidad y paz. Fue entonces cuando empezó la tradición de que con sus hojas se tejieran las coronas de los vencedores de los Juegos Olímpicos.

  • Bien, ahora que ya sabes más curiosidades sobre este fruto, es momento de que te enseñemos a aliñar aceitunas. Sigamos aliñando aceitunas partidas. Para esta receta es ideal si podéis conseguir aceitunas que se hayan cultivado en un árbol al cual tengáis acceso, ya sea de un amigo, vecino o familiar. Si no podéis comprarlas en las paradas en las que normalmente venden el bacalao. Cuando más “pura” sea la aceituna mejor nos irá para esta recta. Primero se machacan las aceitunas con un mazo, también podéis optar por rajarlas. Se pone en agua en unas garrafas o cubos con tapa. El agua se tiene que cambiar a diario durante al menos diez días para que pierdan el amargor. Finalmente, las puedes aliñar con una mezcla de romero, anís y ajo o como más te guste. Se dejan una semana o diez días más, teniendo en cuenta que no les entre aire. ¡Esperemos que te gusten ahora que ya sabes cómo aliñar aceitunas!

  • Si miramos morfológicamente la palabra “olivo” proviene del latín “óleum”, pero “aceituna” deriva del árabe “zaytūnah”. Con esta pequeña pista podemos intuir el porqué. Se debe a que, sí es cierto que el olivo era un árbol muy típico de griegos y romanos, fueron los árabes los que se encargaron de mostrar el camino de cómo era el preparar la aceituna para ser consumida. Por ejemplo, en Marruecos se añaden aceitunas a los tajines de cuscús. Como curiosidad, a los turcos les gustan en el desayuno. En Francia, Portugal y Grecia no faltan en ensaladas, salsas y acompañando pescados, y en Italia enriquece pizzas y pastas.

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana