Pollo al horno con naranja

 

Todos hemos oído hablar del pato a la naranja, tan típico de la cocina china, ¿pero qué pasa si queremos hacer un pollo a la naranja? Pues que nosotros te enseñamos cómo. 

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Pollo al horno con naranja

  • Pollo al horno con naranja - Paso 1

    PASO 1

    Hacer un majado con los ajos pelados, la pimienta, el perejil y el tomillo. Embadurnar los trozos de pollo y dejar marinar durante una hora

  • Pollo al horno con naranja - Paso 2

    PASO 2

    Poner los trozos de pollo en una bandeja apta para horno, añadir el laurel y verter encima el aceite de oliva, el vino blanco y el zumo de naranja

  • Pollo al horno con naranja - Paso 3

    PASO 3

    Hornear durante 30 minutos a 190ºC, dar la vuelta a las piezas de pollo y verter el Caldo Casero de Pollo por encima. Hornear 30 minutos más.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo al horno con naranja

Recuerda que para preparar esta receta de pollo al horno con naranjas debes precalentar el horno un poco por encima de la temperatura de cocción para mantener la temperatura elevada en el momento en que ponemos la bandeja con el pollo, que estará a temperatura ambiente, dentro del horno.

¿Quieres saber cómo hacer un majado? Es muy sencillo, necesitarás un buen mortero, a poder ser de porcelana o materiales no porosos, y empieza echando todos los ingredientes en él y machacando todos los ingredientes con paciencia y constancia.

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Eso sí, te vamos a dar un truquito por si ves que el pollo se hace demasiado y está muy tostado. Si al sacarlo, la carne está demasiado dorada, es que el horno tiene demasiada fuerza y es que aunque te recomendemos una temperatura y luego te pedimos que la bajes, muchos hornos tienen potencias diferentes. Por ello, te recomendamos que tengas un ojo puesto, siempre, en tu asado. Si ves que se empieza a tostar mucho, pon una hoja de papel albal sobre la carne y así evitarás que se queme, manteniendo en todo momento la jugosidad de tu plato.