San Jacobos de coliflor

La coliflor es una de las verduras más repudiadas del mundo verde. Pero, su sabor suave permite que se pueda incluir en una gran cantidad de recetas, lo que hace que puedas disfrazarla de múltiples maneras. Esta vez, nos hemos propuesto hacer unos San Jacobos de coliflor. Sí,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
San Jacobos de coliflor

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer San Jacobos de coliflor

  • Primer paso san jacobos de coliflor

    PASO 1

    Para estos San Jacobos de coliflor tienes que comenzar desgranando la coliflor, separando todo el cuerpo de la coliflor en diferentes ramilletes. Cuando las tengas, resérvalas para más adelante.

  • Segundo paso san jacobos de coliflor

    PASO 2

    Coge un bol grande y en él, mezcla los tres huevos con el Avecrem Vegetal, la pimienta negra, el orégano, la harina y la coliflor cortada en trocitos muy pequeños. Mezcla con unas barillas hasta obtener una mezcla homogénea con todos los ingredientes bien distribuidos. Deja reposar toda la mezcla en la nevera durante dos horas. Esta masa acabará haciendo las veces de la carne clásica en cualquier San Jacobo. Con un cucharón, ve cogiendo la cantidad necesaria de la masa que has hecho y cocínala en una sartén bien caliente. Sin sacarlo de la sartén, ve rellenando los San Jacobos de coliflor con el jamón y el queso, y tápalos con una nueva capa de la masa.

  • Tercer paso san jacobos de coliflor

    PASO 3

    Ya sólo queda cocinar hasta que la masa adquiera un bonito color dorado, ¡y podrás hincarle el diente!

Valora esta receta

Consejos para cocinar San jacobos de coliflor

La coliflor es una de las verduras más repudiadas del mundo verde. Pero, su sabor suave permite que se pueda incluir en una gran cantidad de recetas, lo que hace que puedas disfrazarla de múltiples maneras. Esta vez, nos hemos propuesto hacer unos San Jacobos de coliflor. Sí, porque es posible hacer San Jacobos sin libros de cerdo.

 

Sin embargo, para un San Jacobo bueno, bueno, hace falta su loncha de jamón y su queso para fundir. Esos dos ingredientes contribuirán a hacer que tu San Jacobo de coliflor  sea un poco más sabroso. Por supuesto, puedes obviar estos ingredientes.

El San Jacobo, a pesar de su nombre tan castizo, tiene un origen suizo. Proviene de la ciudad de Basilea, y su nombre es en honor del patrón católico de la ciudad, Santiago-Jacobo-Yago. De ahí se extendió a la Península Ibérica gracias al Camino de Santiago durante la Edad Media. ¿Y sabes por qué se hizo tan popular?, Porque en la Edad Media permitía “descubrir” a los conversos, ya que ni judíos ni musulmanes pueden comer cerdo. Y hasta hoy ha aguantado esta receta, casi inalterable. Sin embargo, existe el denominado villeroy, que es el mismo plato pero con una capa de bechamel que se aplica antes del empanado.

Pero, como ya estamos haciendo un San Jacobo con coliflor, ya innovaremos en otra receta. Ahora, ponte manos a la obra y a por estos deliciosos San Jacobos.

 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

porque es posible hacer San Jacobos sin libros de cerdo.

 

Sin embargo, para un San Jacobo bueno, bueno, hace falta su loncha de jamón y su queso para fundir. Esos dos ingredientes contribuirán a hacer que tu San Jacobo de coliflor  sea un poco más sabroso. Por supuesto, puedes obviar estos ingredientes.

El San Jacobo, a pesar de su nombre tan castizo, tiene un origen suizo. Proviene de la ciudad de Basilea, y su nombre es en honor del patrón católico de la ciudad, Santiago-Jacobo-Yago. De ahí se extendió a la Península Ibérica gracias al Camino de Santiago durante la Edad Media. ¿Y sabes por qué se hizo tan popular?, Porque en la Edad Media permitía “descubrir” a los conversos, ya que ni judíos ni musulmanes pueden comer cerdo. Y hasta hoy ha aguantado esta receta, casi inalterable. Sin embargo, existe el denominado villeroy, que es el mismo plato pero con una capa de bechamel que se aplica antes del empanado.

Pero, como ya estamos haciendo un San Jacobo con coliflor, ya innovaremos en otra receta. Ahora, ponte manos a la obra y a por estos deliciosos San Jacobos.

 

Como ves, innovar no es lo que más cuesta en la cocina. Puedes encontrar recetas originales, divertidas y muy sencillas de hacer de manera muy rápida, ¡y sin perder sabor!