¿Cómo hacéis los san jacobos y con qué los acompañáis?

Para hacer un san jacobo necesitas dos lonchas más o menos gruesas de jamón, lo suficientemente gruesas para que aguanten el proceso de fritura. Acompáñala de una buena loncha de queso cremoso, como el emmental. Para rebozarlo, lo mejor es harina, pan rallado y huevo. Si quieres hacer un empanado más ligero, con pan rallado y huevo es suficiente. Eso sí, puedes añadir sabor si, por ejemplo, trituras kikos de sabores. Queda muy rico y diferente, además de crujiente. Por otro lado, en cuanto al acompañamiento, si el empanado es muy pesado, haz algo ligero como guarnición. Lo mejor puede ser una ensalada caprese de tomate, hierbabuena y mozzarela de buffala.