Judías pintas con arroz

(11)
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

¿Sabes cómo preparar judías pintas con arroz? Hoy vamos a descubrir una de estas increíbles recetas con arroz que te vendrán estupendamente para dar de comer a varios comensales, de una forma rápida, sencilla y deliciosa. Vamos a ver cómo darles vida a estas judías pintas con arroz, para convertirte en anfitrión perfecto de una nutritiva comida de mediodía hecha para todos los gustos. Esta receta es ideal para cualquier comida del mediodía, y para poder preparar algo muy sano y rico para varios comensales. Además, se puede hacer una versión de la receta sin carne, por si tuvieras invitados vegetarianos. La receta es ideal para combinar esas verduras que todos tenemos por casa: las judías. En poco más de una hora tendrás un plato estupendo de judías con arroz que no dejará a nadie indiferente. Es una receta ideal para cocinar judías pintas y acompañarlas de un poco de arroz, que quedará tan rico con un poco de caldo que podría comerse hasta solo. Y antes de empezar te sugerimos también que te atrevas con estas otras recetas con estos ingredientes base: judías y arroz. Puedes probar también las judías pintas con almejas, que le dan un toque marino a la mesa. Y si eres más de carne te invitamos a que pruebes el pollo en escabeche con judías arrocinas, delicioso. Pero ahora vamos a lo que hemos venido, a cocinar unas ricas judías pintas con arroz.

Ingredientes para Judías pintas con arroz

Cómo hacer Judías pintas con arroz

  • ¿Cómo preparar judías pintas con arroz? Para empezar tendrás que dejar las judías pintas en remojo durante toda una noche. Para que la receta de judías pintas quede estupendamente será clave que el agua las cubra hasta que haya una fina capa por encima de estas. También es recomendable que el agua esté tibia y que las remuevas con la mano un par de veces mientras están en remojo. En este paso hay personas que añaden un poco de sal a este agua, pero eso te lo dejamos a tu elección.

  • Una vez ya tengamos nuestras judías pintas remojadas vamos a ponernos con el acompañamiento. Vamos a cortar el ajo en láminas finitas y la cebolla picada en pequeños cuadraditos. Echaremos en una sartén un chorrito de aceite de oliva para hacer un sofrito, donde empezaremos dorando el ajo y la cebolla y luego echaremos un poco de pimentón dulce para que le de un toque único de sabor.

  • Llenaremos una olla de agua, donde volcaremos el sofrito y a continuación las judías pintas. En este paso puedes añadir el hueso de jamón (si quieres que el caldo tenga ese sabor) y si quisieras algunos trozos de chorizo e incluso otro ajo entero. Una vez veas que las judías pintas ya están casi tiernas, puedes ponerte a pelar y cortar la patata en pequeños trozos, ya que la añadiremos cuando el nivel de agua haya bajado, junto al arroz.

  • Este es el paso final, una vez las judías pintas estén tiernas y el nivel de agua haya bajado un poco podrás añadir la patata cortada en trozos y el arroz, y dejar que se haga durante unos 18 o 20 minutos. Pasado este tiempo comprueba que el arroz está en su punto, y que las patatas se han reblandecido lo suficiente como para comértelas. Si ves que algo está duro deja la olla tapada un par de minutos más antes de servir.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Judías pintas con arroz

Las judías con arroz es una forma ideal de servir legumbres a la mesa. La opción vegetariana es posible eliminando el hueso de jamón y los trozos de chorizo del caldo, al que se le podría añadir por ejemplo una pastilla de Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal para que quede compensado el sabor. Si por lo que sea al final decides añadir la carne a la receta de judías pintas con arroz te recomendamos que en uno de los chorizos pongas dos clavos bien grandes. Esto dará un sabor increíble a la mezcla, pero luego debes recordar quitarlos del chorizo para no comértelos. Si prefieres ir a algo más sencillo una hoja de laurel podrá aromatizar también esta receta. Otro de los trucos es escoger un buen pimentón de la vera dulce, ya que le dará un toque único al sofrito y le dará al agua un color un poco rojizo, actuando como si se tratara de un colorante alimentario tradicional. En el caso de que añadas carne a la receta también es muy importante que escojas un buen hueso de jamón (no demasiado salado) y un chorizo que te guste mucho, para que deje un rico sabor en el agua de cocción y en el arroz.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana