Galletas saladas

Las galletas saladas son una gran tentación, ya sea para picarlas entre horas o acompañar alguna salsa, la verdad es que son un tentempié delicioso. Sin embargo, su consumo de forma regular no es recomendable.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Galletas saladas

  • Corta la remolacha. Después limpia las espinacas y cocina en una sartén con ½ litro de caldo. Después de la cocción, agita hasta que quede cremoso. Precalienta el horno a 180 ° C.

    PASO 1

    Corta la remolacha. Después limpia las espinacas y cocina en una sartén con ½ litro de caldo. Después de la cocción, agita hasta para que quede cremoso. Precalienta el horno a 180 ° C.

  • Prepara dos masas con 150 g de harina, 75 g de queso rallado, una pizca de sal y un poco de levadura. En una añade las espinacas y en la otra, la crema de remolacha. Amasa enérgicamente hasta obtener

    PASO 2

    Prepara dos masas con 150 g de harina, 75 g de queso rallado, una pizca de sal y un poco de levadura. En una añade las espinacas y en la otra, la crema de remolacha. Amasa enérgicamente hasta obtener una mezcla suave, deja reposar durante unos 30 minutos.

  • PASO 3

    Estira las masas con la ayuda de un rodillo, y que quede una hoja de 3-4 mm de espesor y corta las galletas utilizando los moldes y las formas deseadas. Hornea a 180 ° C durante 10 minutos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Galletas saladas

El Truco: cuece las espinacas con el caldo

Cocina las espinacas en una olla grande con caldo de verduras para hacerlas aún más sabrosas: añade la cantidad necesaria de modo que no se quemen, y luego mezcla sin colarlas.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Así que para que puedes disfrutarlas de una forma más sana y nutritiva toma nota de la receta de hoy.

Están hechas a partir de dos sabores bien diferentes: remolacha y espinacas. Y prepararlas es bien sencillo ya que basta con preparar las dos masas por separado con la harina y el queso, y los ingredientes principales de cada galleta. Puedes darles las formas que más te gusten con moldes de cocina y crear así divertidas y apetitosas elaboraciones. 

Esta es una versión salada de las galletas perfecta para el aperitivo. Pero, sin duda, las reinas de los desayunos y las meriendas son las galletas en su versión más dulce, por ejemplo, las galletas de nueces y almendras con chocolate