receta_gallinablanca_corderoguisado

Cordero guisado

(17)
  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas

Con pocos ingredientes podemos cocinar un guiso espectacular. Solo hacen falta unos productos de calidad, mezclarlos con un rico sofrito y cocerlos a fuego lento, con paciencia y cuidado, durante una hora. El resultado estará para mojar pan y para repetir si se ha hecho más cantidad. Hoy vamos a preparar cordero guisado. Así que sé generoso en esta receta y prepárala para algunos comensales más porque va a gustar y mucho. En este plato se utiliza cordero, una carne que queda muy melosa y tierna, y se acompaña de unos pimientos ahumados y asados al horno, de sabor exquisito, y unas patatas fritas bien doradas. ¡Un guiso delicioso! Sigue disfrutando del placer de comer un buen guiso y elabora otras recetas, que enriquecerán tus comidas familiares. Te proponemos poder acompañar esta receta con carne con dos platos de pescado irresistibles: un guiso de atún y un guiso de rape con gambas. Como habrás notado, el cordero es un típico plato de carne muy socorrido para las fiestas navideñas. Así que, si quieres salirte del típico cordero al horno, para una comida más informal, este cordero guisado puede ser una gran alternativa. Cómo siempre te recomendamos que pidas en la carnicería, que te corten la carne, pero si no puedes hacerlo, no la cortes muy, muy gruesa, porque sino le costará muchísimo hacerse y quedará cruda. Más o menos del grosor de medio centímetro para asegurarte de que su cocción es la adecuada. Esperemos que la receta que te vamos a presentar a continuación sea de tu agrado y que puedas disfrutarla con tus amigos y familia, estamos seguros de que, tras probarla, van a querer repetir.

Ingredientes para Cordero guisado

Cómo hacer Cordero guisado

  • Vamos con esta deliciosa a la para que fácil receta de cordero guisado. Pide en la carnicería que te limpien el cordero, que le quiten el exceso de grasa exterior y que lo troceen a porciones no muy grandes y regulares. Quema el pimiento rojo en la llama del fogón hasta que se quede bien tostado, ten en cuenta que para esta receta tiene que quedar casi negro para luego poder seguir con los pasos.

  • Ponlo a cocer en el horno a una temperatura suave de unos 150 grados centígrados hasta que esté blando. Déjalo enfriar envuelto en un trapo ligeramente húmedo. Cuando se haya enfriado pélalo. Quítale los restos de piel y ceniza con la ayuda de un cuchillo. No lo pases por agua para que no pierda el sabor de ahumado que le habrá conferido la llama del fogón. Elimínale las semillas y córtalo a tiras de unos 3 por medio centímetro. Resérvalo para seguir con la receta de cordero guisado.

  • Para el siguiente paso de esta receta de cordero guisado, lava el pimiento verde, elimínale el pedúnculo y las semillas y córtalo a tiras iguales que las del rojo. Resérvalo. Pon una cazuela a calentar con un poco de manteca de cerdo y un chorrito de aceite de oliva. Cuando la grasa esté caliente, dórale el cordero a fuego medio. Salpimiéntalo y agrégale el ajo pelado y picado fino. En cuanto suelte su sabor y empiece a dorarse, mézclale el Sofrito de tomate y cebolla Gallina Blanca. Rectifica de sal y pimienta y moja con el vino blanco. Deja que se evapore el alcohol del vino y agrega un poco de agua y la pastilla de Avecrem. Mira estas recetas de guisos.

  • Agrega los granos de pimienta majados y rectifica de sal si hiciera falta. Deja cocer el guiso a fuego muy lento durante unos 40 minutos. Mientras el cordero se cuece, pela unas patatas aptas para freír. Córtalas a dados de unos 2 centímetros de lado y ponlas a cocer a fuego medio en aceite de oliva. Cuando los tubérculos estén blandos y empiecen a dorarse, escúrrelos sobre un papel absorbente. Sálalos y añádelos al guiso junto con los pimientos. Deja cocer el cordero unos 20 minutos más; hasta que esté blando y haya quedado casi seco. Mira estas otras recetas de cordero.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Cordero guisado

¿Quieres darle al plato un toque especial? Añádele jamón serrano bien picado y dóralo en aceite justo antes de añadir el cordero. Y si, además, quieres incorporar un punto refrescante, puedes aromatizar el guiso con un poco de piel de naranja rallada. Para esta receta te recomendamos que uses cordero lechal, que es más tierna y jugosa. Limpia muy bien su carne quitando con un cuchillo bien afilado las partes más grasas. Quita todo lo que puedas, porque una vez cocinada la grasa queda dura y sin sabor. Cuando tengas la carne limpia, si no te lo han hecho en la carnicería, lo mejor será cortarla en pedazos pequeños para que se cocinen más rápido. Esperemos que hayas disfrutado de este delicioso guiso de cordero. Prueba este cordero guisado con vinagre.

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana