Calamares rellenos al horno

Calamares rellenos al horno

(6)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¡Descubre una forma deliciosa de disfrutar de los calamares rellenos al horno con un toque renovado en esta receta de la abuela Si bien los calamares rellenos son un plato tradicional que evoca recuerdos de las comidas caseras, esta versión al horno te sorprenderá gratamente. Atrévete a innovar en la cocina y supera las expectativas con esta y otras recetas al horno irresistibles.  

La preparación de estos calamares rellenos al horno es una oportunidad perfecta para redescubrir las cualidades de este molusco marino. Si alguna vez te ha parecido que su textura no es de tu agrado o su sabor es algo sutil, esta receta será la solución ideal. Los calamares ofrecen una carne tierna, blanca y rica en proteínas, aunque con un sabor más sutil en comparación con otros mariscos comunes, como el salmón o el bacalao, debido a su menor contenido graso. 

Similar al dicho popular que destaca la versatilidad del cerdo, el calamar es un ingrediente marino que aprovecha todos sus componentes. La tinta del calamar, por ejemplo, se utiliza en la cocina para realzar el sabor de diversos platos, especialmente en recetas con calamares o arroces. Además, ¿sabías que la tinta del calamar contiene altos niveles de dopamina, el neurotransmisor asociado al buen humor? Una razón más para explorar y disfrutar de esta deliciosa receta de calamar relleno al horno. 

Este plato no solo te permitirá explorar nuevas texturas y sabores, sino que también es una manera emocionante de incorporar variedad a tus comidas habituales. ¡Anímate a convertirte en fan de estos deliciosos calamares rellenos al horno, ideal para aquellos que buscan una receta fácil, rápida y llena de sabor con la que sorprender! 

Ingredientes para Calamares rellenos al horno

Cómo hacer Calamares rellenos al horno

  • Inicia la preparación de estos deliciosos calamares rellenos al horno seleccionando la parte más sabrosa del calamar: los tentáculos. Utiliza un cuchillo afilado para picarlos en trozos finos. Estos trozos se mezclarán con ajo, perejil, albahaca y anchoas, aportando una combinación exquisita de sabores para el relleno.

  • Reúne todos estos ingredientes en un bol y mézclalos con unas varillas para batir, buscando lograr una mezcla homogénea. Añade pan rallado, ralladura de limón y queso parmesano, y mezcla nuevamente. Si la masa parece densa, agrega una cucharada de aceite para facilitar su manejo. 

  • Es hora de rellenar los calamares. Para evitar que el relleno se escape, cierra los calamares con un palillo de madera. En una sartén con aceite de oliva, dora los calamares hasta que adquieran un tono dorado y una textura casi cocida. Mientras tanto, precalienta el horno a 200ºC. 

  • Una vez dorados, reserva los calamares y prepara una cama de tomates cherry en una bandeja de horno. Coloca los calamares sobre los tomates y vierte 500 ml de Caldo Casero de Pescado Gallina Blanca alrededor. Lleva la bandeja al horno precalentado. 

    El tiempo de cocción aproximado es de 10 a 15 minutos. A mitad de la cocción, voltea los calamares para asegurar una cocción uniforme. Este paso es clave para garantizar que se cocinen de manera adecuada por ambos lados, evitando que queden crudos o mal cocidos. 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Calamares rellenos al horno

Limpiar calamares puede ser un desafío, especialmente si no tienes experiencia. Si te sientes inseguro o no estás familiarizado con este proceso, te recomendamos adquirirlos ya limpios en la pescadería o supermercado. Los calamares son criaturas delicadas y su limpieza requiere precisión y cuidado. 

Limpiar estos moluscos es un procedimiento que implica retirar la piel, las vísceras, el cartílago y el pico. Si no se hace correctamente, existe el riesgo de dañar la carne del calamar y arruinar su apariencia visual o textura, lo que puede afectar significativamente la presentación y sabor del plato final. 

Los calamares limpios están disponibles en muchas tiendas especializadas en productos del mar. Esta opción no solo te ahorra tiempo y esfuerzo, sino que también te asegura obtener calamares en óptimas condiciones para su preparación culinaria. Además, al comprarlos ya limpios, puedes concentrarte en la preparación de tu receta sin tener que preocuparte por el procedimiento de limpieza. 

Sin embargo, si estás decidido a limpiarlos por tu cuenta, te recomendamos buscar tutoriales detallados o pedir orientación a un experto en pescados y mariscos. Esto te permitirá realizar el proceso con mayor precisión y seguridad, evitando dañar los calamares y maximizando su aprovechamiento en tu plato. 

¡Aplica este consejo a tus recetas con calamares y deja con ganas de más a tus comensales! 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios