Albóndigas a la cerveza

()

¿Sabes que a las albóndigas la cerveza le va como un guante? Quedan superjugosas y con un sabor increíble. ¡Esta receta de albóndigas a la cerveza te encantará!
 

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto albóndigas a la cerveza

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Albóndigas a la cerveza

  • Paso 1 albóndigas a la cerveza

    La cerveza tiene un sabor amargo y sutilmente dulce por lo que es perfecta en la cocina para incorporar a los guisos. En esta ocasión, vamos a sumarla a unas ricas albóndigas caseras para darles un sabor inigualable. ¡Encantarán a todo el mundo! Para empezar esta receta, vamos a centrarnos en las albóndigas. Coloca el pan de pueblo sin corteza y desmigado en un cuenco. Añade la leche para remojarlo. Déjalo unos minutos para que se empape bien. Cuando esté empapado, comienza a desmenuzar el pan, con la ayuda de un tenedor o una cuchara de madera si quieres, y añade al cuenco el ajo pelado y picado a trozos superpequeños. Echa una cucharada de perejil picado que le dará a las albóndigas un rico sabor. Después, añade tanto la carne picada de ternero como la carne picada de cerdo. En el cuenco, también vas a cascar un huevo y salpimentar. Vamos a poner todos los ingredientes ahí. Solo nos queda sumarle echar un poco de pimienta negra molida.

  • paso 2  albóndigas a la cerveza

    Ahora es el momento de mezclar todo. Amasa con las manos para integrarlo todo o da vueltas con una cuchara de madera. Deja la masa un rato en reposo y después de unos minutos ya podemos darles forma a nuestras albóndigas en salsa de cerveza. Para darles forma, extiende harina en una tabla. Coge con dos cucharas -o con las propias manos- la masa del cuenco y haz bolas. Déjalas en el plato enharinado. Cuando tengas varias bolas, con la harina nos ponemos a darle otra vez forma. Cuanto más blandas nos queden, más jugosas estarán luego las albóndigas por dentro. ¡Ahora vamos a freírlas! Coge una sartén y pon bastante aceite. Cuando esté bien caliente el aceite, echa las albóndigas. Para que no se nos destroce la forma de las bolas, dales vueltas al freírlas con delicadeza. Una vez las tengamos todas, reservamos.

  • Paso 3  albóndigas a la cerveza

    ¿Con qué nos vamos a poner ahora? Con la deliciosa salsa. Calienta aceite en una cazuela y echa la cebolla cortada en juliana. Una vez esté pochada, añade una cucharada de azúcar y la cerveza. Deja reducir. Añade las albóndigas y un chorrito de agua. En ese momento, desmenuza también la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. A los 5 minutos, añade los champiñones pequeños y sin el tronco. Acaba con un poco de perejil picado y… ¡ya tenemos nuestras albóndigas con cerveza! Están riquísimas. Ahora que las albóndigas con cerveza te salen a la perfección, ¿quieres más ideas? Lánzate a preparar estas albóndigas de berenjena o este delicioso guiso de albóndigas. Prueba también esta receta de albóndigas caseras y esta receta de albóndigas en salsa. ¡Te sabrán a gloria!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas a la cerveza

Si te gusta más la carne de pollo, prepara las albóndigas con carne de pollo picada. La cerveza también puede ser negra en vez de rubia, ¡a tu elección!  

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana