Acelgas con yemas rebozadas

Aunque no lo parezca, las acelgas son un alimento muy versátil que podemos combinar en gran variedad de platos. Se trata de una verdura muy sana y rica en nutrientes, ideal para crear platos ligeros y muy sabrosos para nuestra dieta.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Acelgas con yemas rebozadas

  • Cómo preparar acelgas con yemas rebozadas. Paso 1

    PASO 1

    Lava las acelgas y ponlas al fuego en una olla con una poco de agua con 1 pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Mientras tanto, separa las yemas de huevo del las claras.

  • Cómo preparar acelgas con yemas rebozadas. Paso 2

    PASO 2

    Vierte el pan rallado en un tazón grande y reboza las yemas de huevo. Deja reposar en la nevera durante unos 50 minutos. En una sartén, con aceite para freír, sumerge las yemas de los huevos rebozadas durante 3 min.

  • PASO 3

    Después de la cocción, coloca las acelgas en los platos, formando nidos de verduras, y dispón las yemas de los huevos fritos encima. Sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Acelgas con yemas rebozadas

El Truco: dale sabor a las acelgas

Una forma muy fácil de hacer que las acelgas tengan mucho más sabor es salteándolas con un diente de ajo sin cortar. Así, después, lo podrás quitar fácilmente y así evitar encontrar trocitos de ajo desagradables.  

 

 

aperitivos
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Hoy te traemos un plato que seguro que sorprende a tus invitados: unas acelgas con yemas rebozadas. ¿A que es original?

Como veis, con un poco de imaginación podemos transformar ingredientes cotidianos en sofisticados y delicados aperitivos. Y lo mejor es que este plato en concreto, ¡es muy fácil de preparar! Eso sí, ten cuidado a la hora de rebozar las yemas ya que son bastante delicadas. Te animamos a que lo pruebes, pues la mezcla de los sabores de las acelgas y la yema de huevo queda riquísima. ¡Buen provecho!

¿Te han sobrado acelgas y quieres aprovecharlas para preparar un plato distinto? Puedes hacer multitud de platos con ellas, por ejemplo, una quiche de acelgas o un sandwich de lo más sabroso. ¡Pruébalos!