Separa las yemas de los huevos con facilidad

Hay dos formas muy simples de separar las yemas de las claras de huevo:

El primero consiste en cascar el huevo, echarlo sobre la palma de tu mano (bien limpia) y dejando que la clara caiga por el espacio entre tus dedos.

El segundo método consiste en cascar el huevo en un bol de cocina y coger la yema con las manos, con cuidado.

Valora este truco